Ir a contenido

transportes

Sagalés se diversifica

La firma de transporte de viajeros ha entrado en el sector del bicing en Bilbao y en el de las ambulancias en Catalunya

Albert Segura

La ambulancias de Sagalés, en las cocheras de Mollet del Vallès.

La ambulancias de Sagalés, en las cocheras de Mollet del Vallès. / Anna Mas Talens

La historia del transporte en Catalunya se escribe a través de los nombres que han constituido las principales empresas dedicadas al sector, y Sagalés es una de ellas. Con un recorrido que arranca en 1641, cuando Josep Sagalés y Elisabet Ombert iniciaron las actividades económicas en clave familiar, la firma ahora da un paso de gigante con una diversificación de su actividad, y sin dejar a un lado el transporte de viajeron en autocar, da un salto de calidad al ampliar el negocio, dando el salto al mundo de las dos ruedas a través de la concesión del servicio de bicicletas públicas de Bilbao.

La firma decidió dar un paso importante y apostar por nuevas formas de negocio hace cinco años, cuando empezó a ofrecer servicios discrecionales y turísticos. “Por ello creamos una división específica, y crecimos paulatinamente dentro del sector del autobús”, señala Ramon Sagalés, consejero delegado de la empresa.

Este año se ha ido más allá, y se ha creado un plan estratégico para estar presentes en otros modos de transporte, para ser operadores globales de movilidad. “Tomamos la iniciativa de comprar Ambulancias Lafuente, para acercarnos a las personas con movilidad reducida y en el ámbito del transporte sanitario”, apunta Sagalés.

En este caso, se adquirió la empresa a través de sus activos el pasado 5 de enero, subrogando las ambulancias, los trabajadores y sus contratos. La adquisición contó con medio centenar de ambulancias en los centros de trabajo de Rubí, Tarragona y Lleida.

La segunda acción se centró en entrar en el sector de las bicicletas compartidas, lo que en Catalunya conocemos como el Bicing, en el caso de Barcelona, pero que ha tenido otros nombres como Ambicia’t en Terrassa o Girocleta en Girona. Por ello, realizaron una “joint venture” con la empresa alemana Next Bike, que opera en ciudades como Berlín y que en España ya tienen presencia en Las Palmas de Gran Canaria.

Juntos se presentaron al concurso público para gestionar el Bicing de Barcelona, donde quedaron en tercera posición, un resultado que los animó a seguir trabajando. Hace medio año, optaron al servicio en Bilbao, donde se comercializa bajo el nombre de Bilbon Bizi, y su opción fue la vencedora. Es un paquete de 450 bicicletas eléctricas, una condición necesaria para superar las numerosas pendientes que definen la ciudad vasca.

Precisamente, el objetivo del partenariado era vender bicicletas en Catalunya, pero han optado inicialmente por optar por contratos ya existentes. “La intención es revitalizar municipios pequeños, los ayuntamientos están tratando de visualizar hacia donde tirar, y no hay muchas iniciativas nuevas al margen de las ya existentes”, comenta Sagalés.

La tercera vía de negocio que han iniciado se centra en Lloret de Mar, donde la firma ha ganado el concurso del bus urbano. “La otra empresa candidata interpuso un recurso ante el Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público al poner en duda los criterios del Ayuntamiento, pero éste determinó que el consistorio tenía la razón, y desde el pasado mayo operamos el servicio”, apunta el consejero delegado, que asegura que el contrato les aporta visibilidad.

Con ello, la firma espera seguir creciendo a través de las nuevas vías de negocio, algo que permitirá superar este año los 80 millones de euros facturados en 2017, sin quererse mojar ante una previsión concreta.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.