Ir a contenido

diálogo social

Álvarez vota en Catalunya el acuerdo salarial

El lídre de UGT defiende el pacto con la patronal porque "permite iniciar el camino d ela recuperación"

Pepe Álvarez. 

Pepe Álvarez.  / Juan Manuel Prats

El secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez, ha votado en Catalunya el preacuerdo del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) 2018-2020, en el que participan CCOO y las patronales CEOE Cepyme y que contempla para 2020 un salario mínimo de 1.000 euros al mes o 14.000 euros anuales en 14 pagas.

"Estamos ante un acuerdo que nos permite iniciar el camino de la recuperación, que va a durar tiempo, porque lo que se ha perdido desde el año 2009 hasta el año 2018 en nuestro país desde el punto de vista de salarios y derechos es realmente muy importante", ha dicho Álvarez en declaraciones a los medios de comunicación.

El secretario general de UGT ha asegurado que desde Catalunya están muy contentos con el hecho de que "finalmente haya un acuerdo que recoja que ningún trabajador en nuestro país en el año 2020 podrá cobrar menos de 14.000 euros al año, o lo que es lo mismo, 1.000 euros al mes".

Álvarez ha destacado que esta es una medida que "va a ayudar a recuperar la recaudación por parte de la Seguridad Social", y que mejorará las condiciones de vida de los trabajadores e incentivará el consumo.

Por su parte, el secretario general de UGT de Catalunya, Camil Ros, que también ha votado para ratificar el preacuerdo del AENC, ha precisado que las medidas principales contemplan un incremento salarial de aproximadamente el 3% -un 2% fijo y un 1% variable- y alcanzar un salario mínimo de 1.000 euros mensuales en los convenios colectivos.

Ros también ha añadido que el acuerdo incluye poder pactar cláusulas de revisión salarial y evitar que haya situaciones de ultraactividad en las jornadas de los trabajadores.

Negociación tripartita

"Este es el acuerdo directo. Y después hay toda una serie de materias que se trasladan a la negociación tripartita con patronales y el gobierno estatal, y hay desde elementos de seguridad en el trabajo, de flexibilidad, de regulación de la subcontratación o elementos de formación profesional", ha explicado.

El sindicato podrá votar el preacuerdo de manera presencial entre los días 2 y 3 de julio, y también se ha habilitado un canal de votación telemática entre los días 26 de junio y 1 de julio.

Los líderes de UGT han remarcado que han decidido someter la votación de este preacuerdo a consulta de sus delegados, así como de los cuadros sindicales y de los afiliados que quisieran participar.

Es la primera vez que se somete a valoración de las bases sindicales una decisión de carácter general y de importancia estratégica para la política del sindicato.

En este sentido, Josep Maria Álvarez ha dicho que "el conjunto del sindicato tendrá que ir situándose en esta dinámica de dar voz a los delegados y delegadas y de abrir los acuerdos a la participación".

"(Esto) no sólo tiene como objetivo conocer la opinión de los delegados y delegadas, sino que además lo que queremos es que permita abrir un debate en profundidad sobre los acuerdos que firmamos", ha precisado el secretario general de UGT.

"Creo que este es el inicio de un camino que va a permitir también que las bases del sindicato se sientan más comprometidas con los acuerdos de la dirección", ha añadido. 

0 Comentarios
cargando