Ir a contenido

PLANES DEL GOVERN

El gasto en los Presupuestos de la Generalitat será similar al del 2017

Aragonès dice que un buen "gesto" sería que el Estado pagara los 6.000 millones que debe

Otro gesto de distensión sería flexibilizar el objetivo de déficit para el año que viene, afirma en el Parlament

Agustí Sala

Pere Aragonès, vicepresidente del Govern, en el Parlament.

Pere Aragonès, vicepresidente del Govern, en el Parlament. / EFE / QUIQUE GARCÍA

Presupuesto con escasa capacidad de maniobra. El 'vicepresident' Pere Aragonès ha explicado en el Parlament, que dadas los condicionantes en materia de reglas fiscales y de la ley de estabilidad, "el límite de gasto para el 2019 es cercana a los valores del 2018", cuyas cuentas son una prórroga de las del 2017. El límite de gasto no financero por departamentos ascendió en el 2017 a 22.610,6 millones de euros.

En su primera intervención en la comisión de Economía del Parlament para explicar sus planes tras ser nombrado 'vicepresident' y 'conseller' de Economia, Aragonès ha explicado que, como los ingresos del sistema de financiación todavía no se han revisado, la liquidación para el 2019 será "inferior a la recibida en el 2017", así como la estimada para el 2018, "debido a los cambios en el sistema de liquidación del IVA". A su vez ha afirmado que se plantean recuperar impuestos cuestionados por el Tribunal Constitucional, crear "impuestos innovadores" y revisar tributos ya vigentes para hacerlos más "progresivos" en el proyecto de ley de presupuestos de 2019.

A juicio de Aragonès, un síntoma de distensión entre el Estado y Catalunya sería "flexibilizar" el objetivo de déficit para el 2019, fijado en el 0,1% del PIB. El 'vicepresident' ha afirmado que ese compromiso supone "cerca de 700 millones menos de gasto, a igualdad de ingresos".

Deuda pendiente

Aragonès ha considerado que otro movimiento positivo por parte del Gobierno central sería saldar los 6.000 millones de deuda pendiente del Estado con la Generalitat. "Ahora que se habla de gestos, este sería uno", ha afirmado.

De la cifra total, 759 millones corresponden a la liquidación de la disposición adicional tercera del Estatut del 2008, otros 2.951 millones por inversiones en infraestructuras que no se ejecutaron entre el 2009 y el 2013; otros 688 millones por la financiación pendiente de los Mossos d'Esquadra y unos 1.500 millones de euros por la aplicación de la ley de la dependencia.

Las menores posibilidades de gasto hacen que hayq eu compensarlo "con un incremento de recaudación o con transferencias por parte del Estado", ha dicho, Ha aclarado no habrá recorte del gasto, pero que la regla del gasto solo permitirá aumentar el gasto computable un 2,7 %, por lo que estarán "abiertos a todo tipo de decisiones para tener más margen de gasto".

En la orden que dicta las normas para los Presupuestos de la Generalitat para el 2019, publicada en el Diari Oficial de este lunes, el Ejecutivo catalán insiste en que "el dinamismo económico no se acaba de trasladar a las finanzas públicas en forma de más ingresos, nio de menos necesidades de gasto".

Sistema fiscal catalán

En el plano fiscal, Aragonès ha afirmado que se propone "optimizar el sistema fiscal catalán", de forma que se logre la "recaudación necesaria para mantener el Estado del bienestar a la vez que se mantiene el equilibrio presupuestario".

En esta línea, ha defendido que se debe "incrementar el poder redistributivo del sistema fiscal catalán" potenciando por ejemplo "impuestos innovadores que corrijan externalidades negativas de carácter medioamiental, social, económico y sanitario", como el de las bebidas azucaradas.

Asimismo, ha avanzado que "profundizará en la revisión de diferentes elementos tributarios que configuran diferentes tributos cedidos, como exenciones, reducciones, tarifas, deducciones y bonificaciones", aunque no ha dado más detalles.

Entre los impuestos que el Govern quiere poner en marcha, está en las emisiones de CO2 que generan los vehículos de tracción mecánica.

Aragonès ha garantizado que su departamento continuará racionalizando el patrimonio inmobiliario de la Generalitat, que quiere que el ICF sea el banco público de inversión de Catalunya y consolidar la estructura de la Agència Tributària de Catalunya (ATC). El 'vicepresident' ha explicado que se mantendrá la estrategia de lucha contra el fraude fiscal "potenciando las actuaciones de control, detección y corrección, así como la eficacia de las herramientas informáticas de análisis de datos".

Ha asegurado que uno d elos objetivos es consolidar el despliegue de la ATC, ya iniciado en la legislatura pasada, "y avanzar en la caliad del servicio para conrertirla en una adminisración de referencia nivel europeo". Por otra parte, ha dicho que el departamento de Economia pondrá en marcha el consejo fiscal de Catalunya y un clúster financiero que aglutine a las 450 empresas de este sector que hay en la comunidad, desde la banca tradicional a las llamadas 'fintech'.

Financiación caducada

Destaca que el ssistema de financiación está caducado y que, a su vez adolecía de "errores en su diseño y funcionamiento que hace que los recursos que se aisgnan en Catalunya estén por debajo de los que les corresponderían, ada su contribución a la producción y la creación de riqueza".

Los objetivos de los Presupuestos para el año que viene son "garantizar las políticas sociales, esencialmente  con "el mantenimiento  de las coberturas sociales en los ámbitos educativos, de salud y de servicios sociales, preservando a los colectivos más vulnerables".

Durante su intervención, Aragonès ha asegurado que la sentencia que obliga a la Generalitat a anular la concesión de Aigües Ter Llobregat (ATLL) se afrontará "sin alterar la tesorería de la Generalitat". Aparte de la nueva contabilización del déficit de la Generalitat del 2012 (la operación redujo cinco décimas ese desfase), que es "una cuestión contable" se tendrá que asumir la compensación a Acciona, la compañía que triene actualmente la mayoría de la sociedad concesionaria. Ha admitido que este punto será "un aspecto controvertido", ya que la administración tratará de que sea el menor posible para el erario público, al contrario que la empresa.

"Doble discurso"

Los representantes de Ciudadanos PPC han reprochado al 'conseller' su "doble discurso", por defender la república catalana y al mismo tiempo comprometerse con los objetivos fiscales del Gobierno, mientras que el PSC ha denunciado que evitara hablar de las más de 3.000 empresas que han trasladado su sede social fuera de Catalunya.

Por su parte, la diputada de la CUP Maria Sirvent ha instado al 'conseller' a "desobedecer" los límites de déficit marcados por el Estado y a aumentar el IRPF a los contribuyentes con rentas superiores a los 60.000 euros anuales, una última petición que también ha avalado el grupo de Catalunya en Comú.

En respuesta a la CUP, Aragonès ha recordado que todo aquel gasto que excede el objetivo de déficit debe financiarse de alguna manera, y no ha revelado si el Govern se plantea retocar o no el tramo autonómico del IRPF, un debate que ya se abrió durante el anterior mandato.

El 'vicepresident' ha avanzado que pedirá reunirse con la ministra de Economía, Nadia Calviño, y con la de Hacienda, María Jesús Montero, tras el encuentro que mantendrán el próximo 9 de julio el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra. Fuentes de la Conselleria aseguran que ya  se han mantenido contactos telefónico, pero ahora la iudea sería una seire de reuniones formales para aboradar asuntos pendientes.

0 Comentarios
cargando