Ir a contenido

industria

Miquel i Costas se prepara para dar el salto

La papelera casi triplica sus inversiones, hasta los 36 millones para crecer mediante compras

La empresa dispone de 90 millones en caja para expandirse en el sector alimentario o de la tecnología

Agustí Sala

Desde la izquierda, Ignasi Nieto, director general adjunto; Jordi Mercader, hijo; Jordi Mercader, padre; y el secretario general de la empresa, Javier Basáñez. 

Desde la izquierda, Ignasi Nieto, director general adjunto; Jordi Mercader, hijo; Jordi Mercader, padre; y el secretario general de la empresa, Javier Basáñez. 

Miquel i Costas casi triplicará sus inversiones entre este año y el que viene, hasta los 36 millones, para prepararse para un etapa de crecimiento mediante adquisiciones y entrar "en un nuevo estadio de crecimiento a partir del 2019 o el 2020", según su presidente, Jordi Mercader.

En un encuentro con periodistas previo a la junta general de accionistas, Mercader ha afirmado que el grupo está interesado en adquirir "nuevas tecnologías" para potenciar el negocio de los productos industriales, es decir, el no relacionado con la industria del tabaco.

En la actualidad cuenta con unos 90 millones de euros en caja para acometer compras sin necesidad de endeudarse. Y puede movilizar hasta "el triple" de esa cantidad a través de crédito, según el secretario del consejo, Javier Basáñez, si bien esa es una opción que no es del gusto de Mercader.

En su opinión, la apuesta de la compañía por mantener la solvencia le permitirá aprovehcar oportunidadees porque puede haber grandes papeleras interesadas en "desprenderse de activos". El objetivo es lograr tener "en cuatro o cinco años" un nivel de ganancias igual al de papeleras de gran tamaño. Uno de los retos, ha explicado, Mercader, es "mantener la independencia y el proyecto". 

En cualquier caso, el presidente de la papelera ha asegurado que el fin último de estas adquisiciones que se plantea es "buscar valor más que ganar tamaño", y potenciar el negocio del papel con aplicaciones para la industria alimentaria o bien a la electrónica y la alta tecnología.

En esta línea, Mercader ha destacado su interés por mercados como el asiático, el latinoamericano o el europeo. Por otra parte, el vicepresidente del grupo, Jordi Mercader Barata, ha desglosado cómo se reparten los 36 millones que Miquel y Costas invertirá este año en sus instalaciones productivas, frente a los 14,8 que destinó en el 2017.

Mejora de tecnología

La fábrica de Mislata (Valencia) recibirá 13 millones para mejorar su tecnología, unos cambios que obligarán a parar esa instalación en torno a un mes en 2019. Asimismo, Miquel y Costas invertirá 6 millones en la fábrica del Besòs; las plantas de La Pobla de Claramunt (Barcelona) recibirán 9 millones, la de Tortosa (Tarragona), dos millones; algo menos de un millón de euros la situada en Avellaneda (Argentina), los servicios centrales dos millones, y se destinarán 3 millones a I+D.

Estas inversiones deben servir para aumentar la capacidad de producción de las plantas del grupo en un 10 %, así como para reducir costes energéticos y su impacto medioambiental. Por otra parte, el presidente de la papelera ha subrayado que Miquel y Costas, que el año pasado ganó 37,1 millones, un 8,3 % más, ha reducido en los últimos años un 30% su capital social para beneficiar a su accionista.

La Junta de Miquel y Costas ha aprobado un dividendo complementario con cargo a 2017 de 3,5 millones de euros. Asimismo, para favorecer al accionista, la Junta ha acordado una reducción de capital por un importe de 2,55 millones mediante la amortización de acciones propias.

También se ha dado luz verde a una ampliación de capital liberada con cargo a reservas por 23,25 millones mediante la emisión de 11,62 millones de nuevas acciones en la proporción de tres acciones nuevas por cada cinco antiguas, y se ha reelegido por cuatro años a los consejeros Jordi Mercader Barata y Eusebio Díaz-Morera.

El negocio del tabaco todavía aporta un 65 % de los ingresos de esta papelera catalana, mientras que el resto procede del negocio de los productos industriales, que el grupo quiere potenciar.

Las familias fundadoras de la compañía y otros accionistas afines controlan el 50,97 % del capital de este grupo.

0 Comentarios
cargando