SECTOR QUÍMICO

Nuevas apuestas de Covestro para Tarragona

La compañía introducirá una tecnología más eficiente para la producción de cloro que supondrá 200 millones de inversión

El ahorro energético será del 25%, con lo que la filial española prevé crecer en torno al 30%

Planta piloto de producción de cloro en Leverkusen de Covestro. 

Planta piloto de producción de cloro en Leverkusen de Covestro. 

2
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La multinacional Covestro, especializada en la fabricación de polímeros, apuesta sin tapujos por sus instalaciones de La Canonja (Tarragonès). En concreto en una nueva planta de producción de cloro que incorporará una tecnología de producción moderna y competitiva, que permitirá ahorros energéticos del orden del 25% y que estará en marcha a finales del 2020 tras una inversión de 200 millones de euros. La primera planta industrial con esa tecnología de la multinacional se instalará en Tarragona.  La filial española prevé crecer en torno al 30% gracias a la nueva instalación.

Pese a los tintes especializados del anuncio y los turbulentos tiempos que atraviesa el contaminante plástico ante la opinión pública, lo cierto es que la apuesta tecnológica de Covestro está arropada por la lógica empresarial y los resultados económicos. El plástico sigue siendo la base de los productos cotidianos en la actualidad y los nuevos polímeros son la clave de la industria del futuro que sigue en gran parte vinculada a los derivados petrolíferos. El cloro es necesario para producir dos tercios de todos los polímeros y la energía supone un tercio de los costes para su producción. "Los costes eléctricos en España son muy elevados y un ahorro del 25% en la producción es clave para conseguir la eficiencia y una mejor posición competitiva", explica Andrea Firenze, director general de Covestro en España. Confirma que gracias a esta inversión se mantendrán los 120 puestos de trabajo y quizá se amplíe la plantilla. En su opinión, España necesita una nueva reglamentación eléctrica que permita una reducción de costes para la industria, como pase previo para mejorar la competitividad hasta niveles del norte de Europa.  

Espuma MDI

El cloro que se consigue de la sal de roca, con la nueva planta mediante un cátodo despolarizado con oxígeno, será utilizado en Tarragona especialmente para la fabricación de MDI, componente básico de la espuma rígida utilizada habitualmente para el aislamiento de edificios y refrigeradores. La nueva planta ahorrará en emisiones de CO2 el equivalente a las emisiones anuales de 15.000 vehículos. En Covestro aseguran que gracias a los polímeros que producen se defiende el medioambiente, ya que el ahorro energético conseguido equivale al 70% del gastado en su fabricación.    

Noticias relacionadas

De los resultados a la sostenibilidad

Con una facturación de 14.100 millones de euros en el 2017, Covestro se centra en la fabricación de polímeros de alto rendimiento, esos que utiliza profusamente la industria automovilística y que también se emplean en la construcción, la electrónica, los cosméticos, la salud y hasta el calzado (el calzado deportivo actual está hecho siempre con polímeros). Covestro dispone de una treintena de centros de producción en todo el mundo, con el equivalente a 16.200 trabajadores a tiempo completo. La facturación subió el 18,8% el pasado año, el ebitda aumentó el 70,6% hasta los 3.400 millones de euros y el resultado neto pasó de 795 millones de euros a 2.000 millones. La solución sostenible es lo que se busca ahora, la piedra filosofal para encontrar el plástico más reciclable, ahora con avances en los plásticos derivados del CO2 o de biomasa. Retos de investigación y desarrollo que deben aprovechar los buenos resultados empresariales para cimentar la creación de los nuevos materiales del futuro.