Ir a contenido

previsiones económicas

El Banco de España desconfía de la debilidad parlamentaria del Gobierno

El organismo mantiene que el PIB crecerá el 2,7% este año pero ve mayores riesgos de no lograrlo

La institución también alerta de un posible empeoramiento de la situación en Catalunya y del proteccionismo

P. Allendesalazar

Pleno del Congreso de los Diputados.

Pleno del Congreso de los Diputados.

Optimismo, pero cauto y con más amenazas que hace tres meses. El Banco de España ha mantenido este viernes su previsión de que la economía crecerá el 2,7% en el 2018. Sin embargo, ha advertido de que existen riesgos que hacen que la expansión del PIB pudiera ser inferior. Entre otros, figura uno que no mentó en sus previsiones de marzo y que apunta sin citarla a la minoría del nuevo Gobierno en el Congreso. La actual "fragmentación parlamentaria", advierte, puede provocar una "dificultad política" para avanzar en el proceso de reducción del déficit y en la adopción de reformas, lo que podría causar "efectos adversos sobre la confianza" de los agentes económicos.

El organismo gobernado desde hace unos días por Pablo Hernández de Cos destaca que esta situación se ve agravada por la aprobación de los presupuestos del Estado para este año, elaborados por el Ejecutivo de Rajoy y que Pedro Sánchez se ha comprometido a mantener. El caracter expansivo de estas cuentas va a provocar, según sus cálculos, que el déficit cierre el año en el 2,7%, frente al 2,5% calculado en marzo y lejos del 2,2% comprometido con Europa. También en el plano interno, reitera como ya hizo hace tres meses que "no se puede descartar un hipotético repunte de la incertidumbre relacionada con la situación política en Catalunya".

En el exterior aparecen asimismo amenazas al crecimiento. Las incertidumbres asociadas al proceso de normalización de las políticas monetarias (en particular, en Estados Unidos), el resurgimiento de tensiones geopolíticas y la incertidumbre sobre la política económica del nuevo Gobierno italiano podrían provocar episodios de volatilidad y tensión en los mercados financieros como el de febrero. Además, una escalada de medidas proteccionistas, tras las anunciadas por Donald Trump, podría perjudicar al comercio mundial. Y tampoco se puede descartar que la reciente ralentización de la zona euro no se deba a factores transitorios, como se piensa.

Efectos equilibrados

Pese a todo ello, el Banco de España ha mantenido su previsión de crecimiento para este año, aunque con una mayor aportación de la demanda interna (2,5 puntos) y una menor contribución del sector exterior (0,2 puntos). Además, ha elevado al 2,4% la del 2019 (una décima más que en marzo) y ha dejado sin cambios la del 2020 en el 2,1%. Sus expertos estiman que el impacto negativo del encarecimiento del petróleo, una cierta desaceleración de los mercados exteriores y una moderación del impacto positivo de la política monetaria sobre las condiciones de financiación se ve compensado por el tono expansivo de la política fiscal y por la previsión de que el euro se deprecie y abarate las exportaciones.

En cuanto a los precios, el organismo estima que la inflación irá al alza a corto plazo por el encarecimiento del petróleo, pero que este efecto comenzará a disiparse en el otoño por el efecto comparativo (el crudo comenzó a subir en el otoño del año pasado). El IPC, así, crecerá un 1,9% en el 2018 (la misma tasa que en el 2017), para posteriormente moderarse hasta el 1,7% y el 1,6% en el 2019 y el 2020. Las previsiones de este año y el próximo son seis y cuatro décimas superiores a las de marzo por la revalorización del barril de petróleo.

La institución también estima que la inflación subyacente (sin energía ni alimentos) irá al alza como consecuencia de la subida de los costes laborales unitarios. El paro bajará hasta situarse en el 11% a finales del 2020.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.