Ir a contenido

DIÁLOGO SOCIAL

El Gobierno plantea una reforma laboral a dos velocidades

Trabajo buscará acuerdos parciales en esta legislatura y dejará el nuevo Estatuto de los Trabajadores para la siguiente

Sánchez traslada a los agentes sociales su satisfacción por un pronto acuerdo salarial con un suelo anual de 14.000 euros

Rosa María Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, con Unai Sordo (CCOO), Pepe Álvarez (UGT), Juan Rosell (CEOE) y Antonio Garamendi (Cepyme) en La Moncloa.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, con Unai Sordo (CCOO), Pepe Álvarez (UGT), Juan Rosell (CEOE) y Antonio Garamendi (Cepyme) en La Moncloa. / JOSE LUIS ROCA

El nuevo Gobierno de Pedro Sánchez empieza a dar algunas pistas de su agenda reformista. Tras la reunión en La Moncloa del presidente con los representantes de los agentes sociales, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio ha expuesto sus planes para abordar una amplia reforma laboral a dos velocidades.

Para lo que queda de esta Legislatura (hasta junio del 2020), el Gobierno se propone lograr una decena de acuerdos parciales en materia laboral con el fin de modificar los aspectos de la reforma del PP que el nuevo ejecutivo considera más dañinos. Sin embargo, el más ambicioso propósito de un nuevo Estatuto de los Trabajadores se deja para una próxima legislatura, si bien se pretende empezar a trabajar ya en ello "de forma consensuada, no unilateral como hizo el PP".

"Actitud reservona"

Y todo ello, "sin prisa, pero sin pausa", según ha dicho la ministra Valerio al término de la primera reunión del presidente Sánchez en La Moncloa con los líderes de UGT y CCOO -Pepe Álvarez y Unai Sordo- y de CEOE y Cepyme (Juan Rosell y Antonio Garamendi).

Los líderes sindicales han visto en el Gobierno una actitud "reservona" de cara a abordar cambios laborales de calado, según expresión de Unai Sordo. Esta misma actitud ha sido percibida por los empresarios, quienes han visto a un Gobierno consciente de que "una cosa es el mensaje ideológico y otra la vida real", ha dicho Rosell.

"Más que 'reservones', es verdad que cuando se llega al Gobierno, todo se ve con una dosis mayor de pragmatismo", ha resuelto finalmente la ministra Valerio. "Somos un Gobierno consciente del suelo que pisa y del lugar que ocupa", ha añadido la ministra en alusión a la exigua minoría parlamentaria del PSOE en el Congreso de los Diputados.

Pese a todo, y so pena de "parecer ingénua", Valerio se ha mostrado confiada en poder lograr también dentro de esta legislatura un acuerdo con los agentes sociales y con los grupos políticos del Pacto de Toledo para la reforma del sistema de pensiones.

Inminente acuerdo salarial

De momento, el presidente Sánchez ha expresado a los líderes empresariales y sindicales su satisfacción por la posibilidad de un pronto pacto salarial entre ambas partes, dentro del Acuerdo de Negociación Colectiva (ANC) hasta el 2020 que los agentes sociales llevan buscando desde hace más de un año. Iniciar su media legislatura con la firma de tan importante acuerdo social es una baza muy importante para el presidente Sánchez

Según ha explicado Valerio al término de la reunión, el presidente se ha mostrado especialmente satisfecho por el hecho de que los agentes sociales estén negociando incorporar en los convenios colectivos un sueldo mínimo mensual de 1.000 euros en el horizonte del 2020 (14.000 euros al año).

"La negociación en materia salarial está muy avanzada", ha reconocido el líder de UGT, Pepe ÁlvarezUnai Sordo ha explicado que el avance se ha logrado después de que la patronal haya accedido a situar la referencia salarial en "el entorno del 2%" (CEOE solo aceptaba hasta ahora la expresión "hasta el 2%) más una parte variable (que podría añadir un punto adicional) y a dialogar sobre el objetivo de un salario mensual mínimo de 1.000 euros en los convenios. "En eso estamos y vamos a tener una reunión en los próximos días par ver si podemos llegar a un acuerdo final", ha admitido Rosell

Una decena de acuerdos

Valerio ha presentado una decena de puntos sobre los que ha detectado voluntad negociadora en los agentes sociales para llegar a acuerdos parciales de reforma en los dos años que restan de legislatura. "He visto buena actitud en los empresarios y espero ver esa misma actitud en los grupos políticos" ha dicho la ministra. Siendo así, se ha mostrado convencida de "poder retocar una serie de temas de Estatuto de los Trabajadores con consenso político y social".

Entre ellos ha citado la actual prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial, la subcontratación, el contrato de relevo, la ultraactividad de los convenios o los programas de reducción temporal de jornada como alternativa a los expedientes de despido en las empresas.

También se ha referido al exceso de temporalidad, el fraude en la contratación a tiempo parcial y los falsos autónomos, la prevención de riesgos laborales, la economía sumergida y la igualdad salarial como posibles bloques para llegar a acuerdos de reforma en el ámbito del diálogo social y político.

La idea  es incorporar este listado de diez puntos dentro del acuerdo marco de negociación colectiva ANC, a modo de guión para el proceso de diálogo social tripartito, con el Gobierno.

Las pensiones, un problema de ingresos

La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha abogado por lograr un amplio consenso dentro del Pacto de Toledo para la reforma del sistema público de pensiones dentro de esta legislatura. "Creo que están las bases sentadas" para llegar a un acuerdo, propiciando el dialogo social y el consenso en el Pacto de Toledo", ha dicho la ministra tras participar en la reunión en La Moncloa entre el presidente Pedro Sánchez y los líderes sindicales y de la patronal.

La ministra ha valorado el principio de acuerdo político alcanzado este martes entre todos los grupos políticos de Pacto de Toledo para garantizar el poder adquisitivo de las pensiones con el IPC como referencia principal, si bien existen discrepancias sobre si la revalorización deberían mantenerse sobre las pensiones más altas en momentos de crisis. "Era insostenible socialmente mantener las pensiones cuasicongeladas en un contexto de crecimiento económico", ha dicho la ministra en alusión al índice de revalorización de las pensiones que impuso el PP en su reforma del 2013 y que, en la práctica, estaba limitando la subida de las pensiones al 0,25%. 

Para la ministra, la insuficiencia de ingresos es el principal problema del sistema de pensiones. "No nos hagamos trampas en el solitario. Hay un problemas de ingresos" ha dicho Valerio. La ministra ha apuntado la necesidad de buscar nuevos ingresos para el sistema y ha citado como ejemplos el impuesto a la banca que en su día propuso el PSOE, el impuesto tecnológico que planteó el PP o "la imposición general" (IRPF, sociedades ó IVA, por ejemplo).

En relación a los gastos, la titular de Trabajose ha mostrado sorprendida del acuerdo detectado en empresarios y sindicatos para "racionalizar y reordenar los gastos" de la Seguridad Social, de forma que solo se paguen con cotizaciones las pensiones contributivas.

Desde su punto de vista, además, las reducciones de cuotas y las tarifas planas suponen una merma de los ingresos de la tesorería de la Seguridad Social que debería ser compensada con transferencias del Estado al sistema de pensiones.

0 Comentarios
cargando