Ir a contenido

nuevos sectores

La inversión media en biotecnológicas catalanas fue de 3,4 millones en el 2017

El volumen total recibido, 102 millones, bajó el 33% por la falta de operaciones singulares, pero crece el peso de los inversores extranjeros

Agustí Sala

Jaume Amat. 

Jaume Amat.  / DANNY CAMINAL

El sector biotecnológico captó el año pasado 102 millones de euros en Catalunya. Aunque supone un descenso del 33% en volumen total con respecto al ejercicio anterior, la media por operación fue de 3,4 millones de euros, lo que significa el 11% más que en el 2016. En total se realizaron 30 operaciones. Las de mayor importe (por encima de 15 millones), significaron el 10% del total mientras que el 52% llegaron a los dos millones.

El presidentre de CataloniaBio & HealthTech, la patronal del sector,  Jaume Amat, ha destacado que los datos suponen la consolidación del crecimiento. La falta de operaciones singulares, de gran importe, ha reducido el volumen total invertido, pero no significa que no haya "rondas de financiación más grandes, más participación de los fondos internacionales y una evolución cualitativa de los equipos directivos". El capital foráneo incrementó cuatro puntos su peso en el total, al pasar del 12% en el 2016 al 16% en el 2017.

Amat ha presentado junto con Silvia Ondategi, socia de 'Global Sciences' de EY, 'El estudio de inversión en biomedicina en Cataluya en el 2018: Éstios y retos de futuro'. La segunda edición de este informe, elaborado por CataloniaBio y EY,  revela que la principal funete de financiación de las empresas del ramo que desarrollan productos es el capital riesgo, con el 33%; mientras que las de servicios, con el 76%, recurren mayoritariuamente a la deuda privada.

En cuanto a la comparación de cifras totales, operaciones como la de Stat -Dx, adquirida por 154 millones por la holandesa Qiagen  han sido ya en el 2018, lo que hace que los resultados del ejercicio actual puedan volverse a disparar como consecuencia de operaciones singulares. Pero, lo importante, según Amat, es que se mantiene la tendencia inversora.

También ha subrayado el peso que ganan los inversores internacionales. "Esperamos que su aportación sea mayor en un futuro próxiomo porque prevemos un número significativo de empresas que abrirarán rondas de financiación en fase avanzada, que no se pueden cubrir solo con inversores locales.  

Las cifras, que mantienen a Catalunya y Barcelona en el radar de los inversores internacionales no solo en el sector tecnológico sin en el biomédico, quedan aún lejos de los principales clústers con los que se compite. Así, 'To Health', en Canadá, captó 947 millones en inversiones el año pasado; el polo formado por Suecia y Dinamarca (Medicon Valley Alliance), 779 millones; BioM, en Múnich (Alemania), 665 millons o IATI, en Tel-Aviv, Israel, 597 millones.

El informe destaca que se registraron 32 acuerdos de licencia con ingresos potenciales por 12,6 millones. Más de la mitad de las farmacéuticas (55%) tienen inversiones en empresas biotecnológicas.

Otro dato destacado es la aparición y consolidación de firmas de inversión catalanas, entre las que se destaca el desembarco de Alta Life SciencesCaixa Capital RiscGenesis VenturesHealthequity, Inveready o Yisos Capital, que son las que realizaron 31 operaciones por un valor de 56 millones, principlamente para el descubrimiento de fármacos. La cantidad aportada por las firmas locales supuso un aumento del 74% respecto al 2016, según el informe.

Además en los primeros meses de este año se ha anunciado la creación de Asabys Partners en Barcelona, por parte de Josep Lluís Sanfeliu, procedente de Ysios Capital, que prevé crear un fondo de 60 millones; e Inveready está a punto d elanzar el fondo Biotech III, con 25 millones. Jisto la necesidad de captiar capital es uno de los retos que plantean la mayoría d elas compañías encuestadas en el estudio de CataloniaBio y EY.

El estudio resalta también el peso que ganan los proyectos colaborativos. El año pasado se firmaron 146 enter distintos agentes del sector, lo que supone mantener la línea del 2016. Los centros de investigación y las universidades han sidola elección en el 56% de los proyectos, las empresas de nueva creación ('start-ups'), eñ 27% y otras entidades el 17% restante.

0 Comentarios
cargando