Ir a contenido

revolución tecnológica

El empuje de la digitalización

Puig, Seat e Indra destacan la necesidad de adaptar la formación a empleos actuales y futuros

Agustí Sala

Luca de Meo durante el debate en la 34 Reunió Cercle dEconomia.

Luca de Meo durante el debate en la 34 Reunió Cercle dEconomia. / ALBERT BERTRAN

"Llevo 25 años en la industria del automóvil y pensé que un día me aburriría", ha afirmado el presidente de SeatLuca de Meo. Pero la digitalización y la revolución tecnológica han puesto patas arriba la industria y las compañías han tendio que adaptarse, ha añadido. En ese proceso, "en dos o tres años, los coches eléctricos serán accesibles a toda la población; en seis años, la tecnología 5G funcionará en los automóviles conectados y, en 10 años, los vehículos autónomos circularán por nuestras calles" ha sentenciado.

Todo ello ha afectado a la forma de producir, de una concepción tenía toda la organización enfocada a converger en un producto final, a una visión horizontal. "No vendemos chapa sino kilómetros y movilidad", ha explicado el presidente de Seat en un debate organizado en el marco de la 34 Reunió Cercle d'Economia a Sitges, bajo el lema "Tiempos disruptivos, nuevos liderazgos. Amenazas y oportunidades".

Sin aburrirse

Son cambios de los que no se libra tampoco el grupo Puig, dedicado a la perfumería y la cosmética. Aunque se trate de productos que no pasan por "el tubo" de internet, como otros bienes, también la digitalización afecta. Como de Meo, Marc Puig, presidente de la multinacional familiar, asegura que, después de 30 años en el negocio "no es posible aburrirse".

Durante el debete, moderado por Hilario Albarracín, presidente de KPMG en España, también el presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, ha destacado el papel de las nuevas tecnologías y su impacto, por ejemplo, en el empleo. En EEUU, los salarios han perdido peso en la riqueza del país y lo seguirán haciendo, ha explicado. Ha alertado de la asimetría que se aguidiza con profesionales con capacidades digitales y bien retribuidos y los de menor capacitación, amenazados permamentemente por la automatización o la inteligencia artificial. Eso requiere adaptar la formación a los perfiles que se requieren hoy y en el futuro, porque muchas ocupaciones actuales no existirán en el futuro y serán nuevas, ha agregado De Meo.           

0 Comentarios
cargando