Ir a contenido

Cambios en el sector químico

Bayer prevé cerrar en breve la compra de Monsanto tras la autorización de EEUU

La compañía alemana potenciará su división agrícola frente a la farmacéutica tras la operación, valorada en unos 54.400 millones de euros

Eduardo López Alonso

Logotipo de Monsanto en la Bolsa de Nueva York.

Logotipo de Monsanto en la Bolsa de Nueva York. / REUTERS / BRENDAN MCDERMID

El grupo farmacéutico y químico alemán Bayer espera cerrar en pocas semanas la adquisición de Monsanto por unos 62.500 millones de dólares (unos 54.400 millones de euros al cambio actual), tras haber sido autorizada por el Departamento de Justicia de EEUU con condiciones, según la farmaceútica. "Con la autorización del Departamento de Justicia estamos casi en el objetivo de convertirnos en una empresa líder en la economía agrícola", dijo el presidente de Bayer, Werner Baumann, informa EFE. Los servicios de Competencia de Bruselas aprobaron también la compra de Monsanto por parte de la compañía alemana con la condición de que se deshiciera de un paquete de activos por valor de 7.500 millones de euros. La operación supondrá en la práctica un giro copernicano en la orientación principal de Bayer. El negocio agrícola traspasa los horizontes de la aspirina. 

Todavía es una incógnita que efecto puede tener este cambio de orientación entre los accionistas que invirtieron en la compañía atraídos por sus actividades en el sector médico y farmacéutico. La división agrícola de Bayer produce semillas y pesticidas, pero Monsanto es el adalid de las polémicas semillas genéticamente modificadas de maíz, soja, algodón, trigo y caña de maíz. Los más críticos siempre han acusado a Monsanto de ser una amenaza para la salud. Ecologistas y agricultores critican el efecto de dependencia económica que el uso de semillas transgénicas crea en la producción intensiva agraria, así como los potenciales riesgos para la salud humana que supone el uso del glifosato, el herbicida del que depende gran parte del éxito comercial de Monsanto.

Cambio del negocio

El 49% del negocio de la compañía alemana procede del sector médico. Del resto, el 26% corresponde a su división especializada en materiales científicos -llamada Covestro- y el 22% a lo que la empresa denomina ciencia de los cultivos. Esta estructura del negocio cambiará tras la compra de Monsanto. Casi la mitad del volumen de negocio del nuevo conglomerado -que será el mayor suministrador agrícola del mundo- estará relacionado con la agricultura.

Bayer ya tiene casi todas las autorizaciones necesarias para acometer la fusión con Monsanto y prevé recibir en poco tiempo las que le faltan. El Departamento de Justicia ha aprobado la integración de Monsanto en Bayer una vez que BASF haya adquirido algunos negocios del fabricante de la aspirina, lo que según Bayer podría producirse en dos meses.

Ventas de actividad

Bayer ha vendido a BASF todo su negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas y la granja digital por 1.700 millones de euros. Esta desinversión comprende todo el negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas, la plataforma de investigación para híbridos de trigo y herbicidas basados en el glifosato en Europa, que se aplican en el área industrial.

También el traspaso de tres proyectos de investigación en el área de herbicidas y la granja digital de Bayer, que tendrá una licencia para determinadas aplicaciones de esta granja digital. Anteriormente vendió a BASF por 5.900 millones de euros el negocio de glufosinato de amonio, que es un herbicida, y las actividades con algunas semillas, que en ambos casos generaron unas ventas de 1.500 millones de euros en el 2017. 

0 Comentarios
cargando