Ir a contenido

COMPRA EN LAS TIENDAS

El pago con el móvil despega en España

CaixaBank prevé que en cinco años hasta el 25% de las transacciones en comercios sean con 'smartphone'

Josep M. Berengueras

Demostración de pago con el móvil de Samsung Pay y CaixaBank.

Demostración de pago con el móvil de Samsung Pay y CaixaBank. / JORDI COTRINA

El pago en las tiendas con el teléfono móvil en vez de la tarjeta de crédito por fin comienza a despegar. La adaptación de la práctica totalidad del parque de datáfonos y la popularización de sistemas como Apple Pay Samsung Pay está elevando exponencialmente las transacciones con el 'smartphone'. Tanto que, en una entidad como CaixaBank, este tipo de pago supone ya el 2,3% del total de transacciones. Hace un año, eran solo el 0,3% del total, y el banco prevé que el presente ejercicio acaben siendo ya 5% del total.

Pagar con el móvil en vez de la tarjeta de crédito es muy sencillo. Se necesita un móvil compatible (con chip NFC, como los iPhone o casi todos los Android de gama media/alta), y que el banco facilite tal tarea (las mayores entidades de España cuentan con sus propios 'wallets' en el teléfono). Más allá del wallet (guarda los datos de las tarjetas del usuario), lo ideal es que haya acuerdo con los fabricantes para integrar sus sistemas de pago, como Apple Pay, Samsung Pay o  Android Pay. De esta forma, la transacción es aún más sencilla: solo hay que acercar el teléfono al datáfono y pagar.

Este tipo de pago es todavía minoritario, y en muchos comercios aún se ve extraño, como pasaba con la llegada de las tarjetas de crédito contactless. Sin embargo, explica Joan Morlà, consejero delegado de CaixaBank Payments, "cada vez es más frecuente usar el móvil para pagar, y sin duda el móvil es el mejor aliado porque permite dar al usaurio un mayor servicio como créditos en el momento o amplia el límite de la tarjeta". 

Líder en operaciones

CaixaBank, de hecho, es la entidad que lidera el pago con el móvil en España. En abril (últimos datos disponibles), registró el 47% del total de pagos con 'smartphones' en España (tres puntos más que en enero). "Tenemos ya 505.000 clientes que usan el móvil para pagar (el 40% más que en diciembre), y se hacen unos dos millones de operaciones de compra al mes", agrega Morlà. El crecimiento es tal que en los primeros cuatro meses (ocho millones) se duplica ya el total de operaciones del 2017. Y seguirá en aumento: "En cuatro o cinco años el 20%-25% de todas las compras y reintegros serán con móvil o wearables", agrega. 

El cliente de este tipo de servicios, según la entidad, es de media más joven que el habitual ("hay clientes de imaginBank que nos piden ya que no les emitamos la tarjeta de plástico), y compra diferente: la compra media es de 30 euros, por los 45 de las tarjetas habituales. "Podríamos decir que sustituye al efectivo", explica.

Más datos curiosos: aunque Apple tiene una cuota de mercado de menos del 15% en España, son sus usuarios los que más paga con el móvil: en el caso de CaixaBank, el 65% de las operaciones se hacen con Apple Pay y el 35%, con Samsung Pay. El 94% del total de las compras, además, se hacen dentro de España, dado que el país es uno de los que más rápido ha cambiado el parte de datáfonos en las tiendas por terminales que admiten el pago sin contacto (el 95% lo acepta ya).

Adopción desigual

El poder pagar de forma rápida con el móvil depende de que el cliente tenga una tarjeta de entidades que tengan acuerdo con los diferente sistemas de pago. Así, por ejemplo, Samsung Pay es aceptado ya en España por Abanca, CaixaBank (e imaginBank), El Corte Inglés, Banco Sabadell (y Openbank) y  Banco Santander y WiZink.

Mientras, Apple Pay está disponible en España para entidades como Bankinter, CaixaBank (e imaginBank), Caja Rural, Evo Bank, Santander y N26. Según Apple, próximamente se sumarán a este servicio BancaMarch, Bankia, BBVA y Banc Sabadell.

Mientras, Android Pay solo está disponible para BBVA, Openbank y N26.

0 Comentarios
cargando