Ir a contenido

Análisis económico

Catalunya, en busca de modelo de crecimiento

El 'Tercer Congrés d'Economia i Empresa de Catalunya' aboga por la 'flexiseguridad' laboral y potenciar la innovación

Los expertos proponen analizar y prepararse para el riesgo de que hasta un 47% de empleos actuales sean automatizables

Agustí Sala

El paseo marítimo de la Barceloneta, la pasada Semana Santa.

El paseo marítimo de la Barceloneta, la pasada Semana Santa. / JORDI COTRINA

Eficiencia y equidadCatalunya busca un modelo de crecimiento para los próximos años que potencie la innovación, la formación y se adapte a la terciarización y la digitalización en el marco de la unión económica y monetaria (UEM) en la que la economía catalana "está plenamente integrada" y aprovechando fortalezas como la marca Barcelona.

Son algunas de las conclusiones del 'Tercer Congrés d'Economia i Empresa de Catalunya, que este jueves ha concluido con un acto en Barcelona y un documento en el que se recopilan meses de trabajos por parte de profesionales de la empresaeconomistas y especialistas de distintos ramas tecnológicas y áreas de conocimiento.

Este evento, promovido por el Col.legi d'Economistes de Catalunya, es el tercero y se ha celebrado 30 años después del segundo, que se llevó a cabo tras la entrada de España en la antigua Comunidad Europea y 40 años después del primero, que se hizo en la Transición. En esta ocasión, el lema ha sido 'Hacia un modelo eficiente y equitativo', con el 'exconseller' de Economia, Andreu Mas-Colell, como director del comité científico del congreso y Joan B. Casas, decano del Col.legi d'Economistes, como presidente del mismo.

Automatización

Si se estima que entre un 35% y un 47% de los trabajadores de la economía catalana actualmente tienen una profesión con riesgo de automatización, como se afirma en algunas de las ponencias que se han elaborado, es preciso actuar y "analizar las consecuencias económicas y sociales" de estos procesos que afectarán a las actividades productivas.

A nivel administrativo, es preciso reducir la estructura y consorciar servicios para mejorar la eficiencia de los mismos en municipios de menos de 10.000 habitantes. A su vez se insta a lograr que "el Govern de Catalunya se dote de un marco de competencias políticas y capacidad financiera que le permita tomar las medidas de política económica necesarias para garantizar que la economía catalana sea más competitiva y las sociedad más cohesionada en el marco de la economía global", según el documento de conclusiones estratégicas.

Suficiencia financiera

En este marco es preciso también "un modelo de relaciones financieras entre la Generalitat y la Administración central que garantice la suficiencia financiera" de la administración catalana" y que permita el ejercicio efectivo de competencias, así como la provisión suficiente de los servicios públicos". 

También se apuesta por aumentar la productividad de las empresas catalanas por la vía de la mejora en la innovación en productos y en procesos, la mejora del capital humano y los procesos de asignación de recursos.

A su vez se insiste en la necesidad de potenciar las exportaciones con "atención especial al desarrollo de nuevos mercados internacionales", como EEUU, China o India, así como aumentar la venta exterior de productos y servicios de mayor contenido tecnológico y mayor complejidad.

'Flexiseguridad'

En el ámbito laboral, en el documento de conclusiones se apunta hacia un modelo de "flexiseguridad", que combine la mejora de la competitividad empresarial con la protección de los trabajadores. En este sentido se apuesta por diseñar figuras contractuales y sistemas de retribución "adecuados para facilitar la inserción y/o reinserción en el mercado laboral".

Otro eje básico se centra en combatir la desigualdad, con mayor incidencia en colectivos en situaciones de vulnerabilidad más graves, como jóveneshogares monoparentalesinmigrantes y parados de larga duración, así como la pobreza femenina e infantil.

También se aportan recomendaciones en materia tributaria como "trasladar al imposición de las nóminas de los empleados al valor añadido, de los beneficios a los flujos de caja", entre otras medidas, con un Parlament "con plena capacidad normativa" y una agencia tributaria que "gestione, recaude e inspeccione los tributos que le permitan atender los gastos generales y los servicios a la ciudadanía y a las empresas del territorio". 

En materia de estado del bienestar, se apuesta por modelos que "promuevan e incentiven el trabajo (políticas activas de ocupación-'workfare') y a la corresponsabilidad de los usuarios y ciudadanos, alejándonos de la falacia de que es posible garatizarlo todo y para todo el mundo".

En las conclusiones se defiende también un modelo que incentive la eficiencia energética, la economía circular, así como la fiscalidad medioambiental

   

           

0 Comentarios
cargando