Ir a contenido

TRANSPORTE

Barcelona multiplica por 7,5 los pasajeros intercontinentales directos en 12 años

El Comitè de Rutes se marca como objetivo lograr rutas a Japón, Tailandia, Chile, India y México, y aumentar las frecuencias de los destinos ya existentes

Josep M. Berengueras

Instalaciones del aeropuerto barcelonés de El Prat.

Instalaciones del aeropuerto barcelonés de El Prat. / ALBERT BERTRAN

Barcelona está mejor conectada que nunca gracias a la buena evolución del aeropuerto de El Pratque no ha parado de sumar rutas y destinos en los últimos años, muchos de ellos intercontinentales. Tanto es así que de tener prácticamente solo una decena de vuelos directos intercontinentales hace 15 años, el 2017 se cerró con 45 destinos intercontinentales unidos sin escala. Ello ha propiciado que en solo 12 años el número de pasajeros intercontinentales que llegaron o salieron en vuelo directo a Barcelona se han multiplicado por 7,5.

El Comitè de Desenvolupament de Rutes Aèries de Barcelona (CDRA) nació en el 2005 precisamente para tratar de promover la presencia de vuelos directos intercontinentales en Barcelona, uno de los grandes déficits de la instalación aeroportuaria. Este miércoles, la entidad público-privada ha hecho balance del 2017, año en que se marcó máximo en esa categoría de vuelos: solo en los últimos dos años se ha pasado de 34 vuelos entre continentes a 45 (en el 2005 eran solo 17). "La internacionalización del aeropuerto permite la internacionalización del tejido productivo", ha destacado Gerardo Pisarello, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona.

Evolución de las rutas aéreas intercontinentales desde Barcelona

Este aumento de los vuelos, supone, al mismo tiempo, un importante incremento de los pasajeros. Por ejemplo, en el 2005 había solo 72 frecuencias de vuelos intercontinentales sin escalas, mientras que el 2017 se cerró en 297. En cuando a número de pasajeros, hace 12 años hubo 345.000 viajeros intercontinentales directos, para los 2,64 millones que se cerró el 2017.

Para ver la importancia del incremento, es bueno ver la evolución de la instalación: si El Prat en esos años ha incrementado el 73,9% el número total de viajeros (de 27,2 a 47,2 millones), el número de pasajeros intercontinentales indirectos ha crecido el 654,3%. Otro dato importante es que este tipo de viajeros (intercontinentales sin escalas) representan ya el 5,6% del total (eran el 1,3% hace 12 años).

Más directos, más indirectos

Mientras crece el númer de viajeros directos, también lo hace al mismo tiempo el número de pasajeros que llegan a la ciudad en vuelos indirectos, es decir, que hacen escala en otra ciudad antes de llegar a Barcelona. En el 2017 fueron 4,6 millones, casi el doble de los que llegaron de forma directa, lo que explica que "Barcelona siga teninendo grandes oportunidades para seguir atrayendo compañías", destacó Ricard Font, secretario de infraestructuras y movilidad de la Generalitat y presidente del CDRA. Todo ello implica que en solo dos años, el número de viajeros intercontinantes (tanto directos como indirectos) haya aumentado el 29%: de 5,6 millones en el 2015 a 7,2 millones en el 2017.

La directora del aeropuerto de Barcelona, Sonia Corrochano, ha destacado por su parte que la instalación ocupa el sexto puesto de los aeropuertos de Europa con más pasajeros, y que todos los que están por encima en la clasificación "sirven a capitales de país y cuentan con aerolíneas de bandera que son sus bases". "Tenemos que estar muy orgullosos de la posición de Barcelona", ha dicho.

Plan de futuro

Para este año, Corrochano ha destacado que han sumado o sumarán vuelos directos a Boston (Level), Seúl (Asiana) y Pekín (Air China), así como que se han logrado un aumento de frecuencias a Teherán, Qatar, Hong Kong y Buenos Aires, entre otros destinos. Además, con el cambio de aeronaves, se ha incrementado la oferta de asientos en aerolíneas como Latam y Norwegian.

Pasajeros intercontinentales que llegan al aeropuerto de Barcelona-El Prat haciendo escala

El CDRA, mientras, sigue trabajando en lograr nuevas rutas aún no servidas, aumento de frecuencias o que la competencia se sume a operar algunas rutas que están siendo de éxito. El nuevo plan estratégico del CDRA 2018-19, de hecho, se marca como objetivo lograr vuelos directos a los destinos con más pasajeros indirectos en la actualidad: Tokio, en Japón, con 181.988 viajeros indirectos en el 2017 (a los que habría que sumarles los 51.373 de Osaka), Bangkog, en Tailandia (88.556 pasajeros), Santiago de Chile (68.550) y Delhi (65.173). Otro de los destinos con más pasajeros indirectos, México (88.556), cuenta con el interés de Emirates para ser operado, pero las negociaciones se han complicado por el permiso que debería obtener la firma en México DF (parece que el Gobierno local prefiere que sea Aeroméxico quien opere la ruta).

Más competencia, más demanda

Entre los planes del CDRA está también incrementar el número de toneladas transportadas de carga aérea, ha destacado por su parte el presidente de la Cambra de Comerç, Miquel Valls. Font, mientras, también agregó que más compañías en el aeropuerto de Barcelona estimulan la demanda, como lo demuestra que pese a que ha crecido la oferta de las aerolíneas en Barcelona, sigue creciendo también la demanda del tráfico general, por lo que "sigue habiendo mercado para crecer".

Barcelona, actualmente, ocupa la posición 24 del mundo como destino final de los viajeros (quinta de Euroa).

0 Comentarios
cargando