Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Dos nuevas víctimas mortales en el accidente de un Tesla Model S en Florida

El vehículo se estrelló a gran velocidad contra una pared y se incendió falleciendo dos de sus tres ocupantes.

Las autoridades creen que el coche no llevaba conectado el sistema Auto Pilot de conducción autónoma.

Xavier Pérez

Un Tesla S conectado a un punto de recarga en California.

Un Tesla S conectado a un punto de recarga en California. / REUTERS / SAM MIRCOVICH

La historia de Tesla vuelve a teñirse de luto tras la muerte el pasado miércoles de dos personas más en un accidente sufrido por uno de los vehículos de la marca. Según datos de la NTSB, la agencia de la seguridad en el transporte de Estados Unidos, un vehículo Model S fabricado en 2014 se estrelló contra un muro frente al número 1300 de Seabreeze Boulevard, en Fort Lauderdale (Florida, Estados Unidos). 

Los analistas constantan que el vehículo iba a gran velocidad, perdió el control y colisionó contra una pared, empezando a arder de forma casi inmediata. Como consecuencia del incendio perdieron la vida dos jóvenes, el conductor Barret Riley, de 18 años, procedente de Fort Lauderdale y su acompañante, Édgar Monserrat Martínez, de origen venezolano residente en Aventura, Florida.

Un tercer pasajero del Model S, Alexander Berry, también de 18 años, salió despedido en la colisión (al parecer no llevaba cinturón) y eso paradójicamente le salvó de morir calcinado. Berry fue trasladado a un hospital de Broward Health donde permanece ingresado con pronóstico reservado.

NO IBA EN MODO AUTÓNOMO

Los investigadores enviados por la NTSB y la policía de Fort Lauderdale coinciden en apuntar que el sistema de conducción semi-autónoma (Auto Pilot) no se encontraba activado en el momento de la fatal colisión. También creen que el incendio, probablemente de la batería del coche, fue debido al propio impacto del vehículo contra el muro y no a un defecto de la batería.

REUTERS

Accidente del pasado mes de marzo de un Tesla.

Con el del pasado miércoles ya son 14 los siniestros con incendio posterior en los que se ha visto implicado un coche de la compañía que preside Elon Musk durante los últimos cinco años. La mayoría de estos accidentes fueron colisiones tras las cuales el coche empezó a arder, algo que no solo sucede con los coches de Tesla sino con la inmensa mayoría de vehículos sea el sistema de propulsión que sea.

Temas: Tesla

0 Comentarios
cargando