Ir a contenido

indicadores

Una "engañosa" productividad

España se sitúa en la cuarta posición europea gracias al peso de los servicios

Gabriel Ubieto

La tienda infantil Petit Pijama, en Rosselló, 38.

La tienda infantil Petit Pijama, en Rosselló, 38. / RICARD CUGAT

En el único indicador en el que España puede presumir de estar por encima de la media es en el de la ‘productividad de los recursos’, que mide cómo de eficiente es una economía a la hora de producir.

El cálculo se realiza dividiendo el PIB por consumo interior de materiales, con la consecuente incorporación del balance de importaciones exportaciones.

España ostenta, corrigiendo según el poder adquisitivo de cada país, la cuarta posición de mayor productividad de la UE, con 3,08 euros producidos por kilo de materias consumido. Por encima solo se encuentran Holanda, Reino Unido e Italia y la diferencia con la media europea es de más de ocho décimas (2,2 euros/kilo).

Los números de la economía española se han disparado desde el inicio de la crisis, pues en el 2007 España producía 1,3 euros por kilo consumido y se encontraba por debajo de la media europea. Europa ha aumentado su productividad en siete décimas desde entonces y Holanda, el país con mejor ratio, ocho.

Esto podría ser sinónimo de alta inversión en eficiencia energética e I+D+I aunque, no obstante, también puede reflejar la estructura de la economía de los países.

Y es que aquellos que centren sus esfuerzos en el sector servicios muestran números engañosos, pues para dicho sector se precisa de muy poca materia prima, comparándolo con el consumo energético de sectores como la industria o la agricultura.   

0 Comentarios
cargando