Ir a contenido

Resultados 2017

Sony multiplicó por siete sus beneficios pero prevé un 2018 más moderado

La multinacional japonesa incrementa ventas en todos sus sectores, excepto en la telefonía móvil, aunque reduce sus expectativas para el 2018 ya que no prevé beneficiarse de la reforma fiscal de Trump

El Periódico

El presidente y consejero delegado de la multinacional japonesa Sony, Kazuo Hirai.

El presidente y consejero delegado de la multinacional japonesa Sony, Kazuo Hirai. / Toru Hanai (Reuters)

Sony logró un beneficio neto de 3.700 millones de euros en el ejercicio fiscal del 2017, concluido en marzo. Una cifra casi siete veces superior a la del año anterior, que fue de alrededor de 600 millones de euros, gracias al buen rendimiento de sus negocios de semiconductores, juegos y películas, según ha informado la firma en un comunicado.

El beneficio operativo de la multinacional japonesa durante el pasado año fiscal japonés fue de 5.555 millones de euros, lo que supone el 154,5% interanual más. Por su parte, la facturación por ventas de Sony aumentó el 12,4% con respecto al año anterior hasta los 64.590 millones de euros.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del conglomerado nipón ascendió a 5.280 millones de euros, el 177,8% más que en el ejercicio fiscal del 2016. Sony atribuyó estos buenos resultados al incremento de ventas y beneficios en todos sus segmentos, salvo en la de telefonía móvil.

El sector que más contribuyó a la mejora fue el de semiconductores, donde la venta de una filial de fabricación de cámaras -que le reportó 214 millones de euros-, tuvo un impacto positivo en sus cuentas.

Sony también destacó los significativos incrementos en las ramas de videojuegos, donde las ventas crecieron el 18%, sobre todo por la comercialización de juegos para la consola PlayStation 4. A su vez, los productos relacionados con la música crecieron el 24% y los sistemas de entretenimiento y de sonido para el hogar el 18%.

Pesimistas por la reforma fiscal de EEUU

Pese a estos resultados favorables, Sony emitió unas previsiones pesimistas para el ejercicio del 2018 (que finalizará en marzo de 2019), debido a que no contará con el efecto positivo registrado este ejercicio por la rebaja fiscal de Estados Unidos. Sony estima embolsarse un beneficio neto de 3.630 millones de euros, el 2,2% interanual menos.

El gigante japonés prevé además que su ganancia operativa se reduzca en el actual ejercicio el 8,8% hasta los 5.069 millones de euros ante la expectativa de una caída en su segmento de semiconductores. En lo que respecta a la facturación por ventas, Sony se contraería el 2,9% hasta los 62.820 millones de euros, afectada por el impacto de los tipos de cambio y el mal desempeño de las ventas de su sector de telefonía móvil.

Temas: Sony

0 Comentarios
cargando