Ir a contenido

resultados del primer trimestre

El Santander advierte de la aparición de hipotecas demasiado "agresivas"

El Banco de España confirma que se están relajando las condiciones de los préstamos

El grupo ganó el 10% más hasta marzo pero la bolsa le penaliza con una caída del 3,25%

P. Allendesalazar

El banco español Santander obtuvo un beneficio neto atribuido de 2.054 millones de euros. / EFE VÍDEO

España, a decir de los banqueros, está lejos de una nueva burbuja inmobiliara. Pero ello no quita que resurjan ofertas de otros tiempos. El consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, ha destacado este martes que "algunos competidores se han hecho mucho más agresivos", particularmente en hipotecas. Frente a ello, ha asegurado, su entidad prefiere ser "más cuidadosa" en su política de precios para no dañar su rentabilidad, aunque su red comercial "se queja un poco" por no poder ofrecer esos créditos más baratos.

Sin citarlo, se ha referido así a la reciente decisión del BBVA de lanzar una hipoteca con un diferencial sobre el euribor del 0,89% que permite financiar hasta el 100% del valor del inmueble (como en los años previos a la crisis, cuando la mayoría del sector solo aporta ahora un máximo del 80%). "Tendríamos que ir a los detalles. El sistema bancario español es muy profesional, las entidades sabrán lo que hacen", ha zanjado al ser preguntado por un crédito de esas características.

El Banco de España, precisamente, ha apuntado este martes que tanto los criterios de aprobación de hipotecas como las condiciones de las mismas se suavizaron "de nuevo" en el primer trimestre. Las razones son el aumento de la competencia, las mejores perspectivas económicas generales y del mercado inmobiliario, y el aumento de la solvencia de los clientes, así como los menores costes de financiación y la mayor disponibilidad de fondos para los bancos.

Más crédito

Álvarez ha asegurado que este año por fin podría producirse -una década después- un aumento del saldo de crédito en España (de entre el 2% y el 3% para el banco), al tiempo que ha negado que se esté reproduciendo una burbuja inmobiliaria por más que "en determinadas zonas de determinadas ciudades" los precios hayan subido mucho por el turismo residencial. En el conjunto del país, ha recordado, el volumen de préstamos ronda los 1,3 billones de euros, 500.000 millones menos que antes de la crisis.

El número dos de Ana Botín también ha lamentado que la situación política en Catalunya "hace tiempo que no avanza", concretamente desde las elecciones autonómicas. En este sentido, ha asegurado que al banco le gustaría que la incertidumbre se redujera y hubiera una solución para que la Generalitat ejerza sus funciones "con una cierta normalidad". Asimismo, ha abogado porque las empresas que se lo puedan permitir suban salarios para apuntalar la recuperación económica.

Caída en bolsa

El Santander ganó 2.054 millones entre enero y marzo, el 10% más que un año antes gracias sobre todo a la mayor aportación de España, Brasil y México. Tras la compra del Popular, en España obtuvo 455 millones, el 25,7% más, con lo que el país se ha convertido en el segundo que más ganancias le aporta (el 18% del total) tras Brasil (27%) y superando al Reino Unido (13%).

Pese a que el resultado ha subido más que el 6% que esperaba el mercado, las acciones del banco se han desplomado el 3,25% en bolsa, su mayor caída desde octubre. Los expertos lo achacan a que el beneficio de la filial británica ha bajado más de lo previsto (23,2%) y a la caída del margen neto (1,5%) por un aumento de los gastos (4%) superior al de los ingresos (1%).

El Santander absorberá el Popular en septiembre

El Santander completará el próximo septiembre la absorción del Popular, que compró en junio. A finales de año prevé tener integradas las plataformas digitales de ambos bancos, a partir de lo cual procederá a un recorte de oficinas y al segundo de plantilla tras el de los servicios centrales.

El banco no ha dado por primera vez los resultados desagregados del Popular, pero ha admitido que no está renovando depósitos de su filial a grandes empresas e instituciones públicas porque el banco los “sobrapagaba en su última época” por sus problemas de liquidez. También ha revelado que la compra le ha aportado derechos al menor pago de impuestos (activos fiscales diferidos) por valor de 4.000 millones de euros.

El grupo ha confirmado, asimismo, que mantendrá el acuerdo que tenía el Popular con ING para que los clientes de este banco puedan usar los cajeros del primero sin tener que pagar comisiones.  

0 Comentarios
cargando