Ir a contenido

previsiones

Lagarde recalca la alerta del FMI sobre "nubes" en el horizonte económico

Insta a alejarse de las medidas proteccionistas y advierte de la erosión de confianza por las guerras comerciales

Se muestra contraria a la partición de las grandes tecnológicas para evitar concentración pero pide "una nueva manera de pensar"

Idoya Noain

Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional. 

Christine Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional.  / YURI GRIPAS

“Cuando el sol brilla arreglas el tejado”. La metáfora la ha usado este jueves Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), para pedir a los gobiernos que aprovechen el momento de bonanza económica para realizar reformas estructurales, reducir sus déficits y deuda y crear más flexibilidad en políticas monetarias en preparación para lo que viene. Porque, siguiendo con la metáfora, y recalcando el mensaje que está lanzando insistentemente el FMI estos días, Lagarde ha avisado de que se ven “más nubes acumulándose en el horizonte”.

En su tradicional rueda de prensa en la reunión semestral de primavera del FMI en Washington Lagarde también se ha expresado claramente contra las políticas de proteccionismo económico tan en auge estos días y ha advertido de los riesgos de las guerras comerciales, especialmente la abierta por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Lagarde ha reconocido que el impacto de las fricciones, tensiones y amenazas que se han disparado con la imposición de aranceles, especialmente entre EEUU y China, “no es sustancial en términos de PIB”. Pero ha alertado de que el cuestionamiento del sistema bajo el que se lleva décadas operando es m”extraordinariamente significativo” y plantea un riesgo grave: la “erosión de la confianza”. “Cuando los inversores no saben sobre qué condiciones operan se muestran reticentes a invertir”, ha recordado Lagarde.

Su radiografía de la situación ha pasado también por recordar la peligrosa escalada de la deuda, que ya ha alcanzado los 164 billones de dólares, equivalentes al 225% del PIB global. Dos tercios de esa deuda, ha recordado, están en el sector privado y en los países de renta baja la situación amenaza con volverse “insostenible”. Y ese descomunal endeudamiento, junto a la volatilidad y los precios elevados de los activos, aparecen en su lista de “vulnerabilidades financieras”.

En su comparecencia ante los medios Lagarde ha escuchado una pregunta sobre si apoyaría dividir grandes empresas tecnológicas como Amazon, que ha informado de que ha superado los 100 millones de usuarios Prime en EEUU, y que el periodista ha definido como “monopolios”. “No estoy segura de que dividir algunos titanes tecnológicos sea la respuesta correcta. Solía serlo”, ha reflexionado Lagarde. Ha admitido que la acumulación de poder en pocas manos “no ayuda al medio y largo plazo” y ha defendido que “la competencia es necesaria”, para concluir: “Necesitamos una nueva forma de pensar. Y rápido”.

0 Comentarios
cargando