Ir a contenido

Análisis

'Danke', Dr. Paco

La salida de Francisco Javier García Sanz del comité de dirección del grupo Volkswagen es una mala noticia para el sector del automóvil

José Antonio Bueno

Francisco Javier García Sanz (Volkswagen) y Mariano Rajoy en la Moncloa.

Francisco Javier García Sanz (Volkswagen) y Mariano Rajoy en la Moncloa. / periodico

Lamentablemente contamos con tan pocos directivos españoles en posiciones relevantes en multinacionales que cuando alguno de ellos cesa en sus funciones siempre constituye una mala noticia para nuestra industria. Aunque sea de manera inconsciente el origen algo influye a la hora de tomar decisiones. La salida del Dr. Francisco Javier García Sanz, Paco para casi todo el mundo del sector del automóvil, del comité de dirección del grupo Volkswagen es una mala noticia para la industria del automóvil española. García Sanz ha dedicado 25 años de su vida a optimizar costes en el grupo Volkswagen siendo el máximo responsable del departamento de compras, y sus resultados son más que evidentes. Volkswagen, hoy el primer fabricante de coches del mundo, ha sabido combinar la excelencia en la calidad con unos costes ajustados lo que le permite ser no solo grande, sino también rentable y, además, poder invertir en el futuro. 

García Sanz ha dirigido con mano de hierro un ejército de compradores, siendo el responsable último de negociar unos de 170.000 millones de euros al año que suponen más del 15% del PIB español, superan a los presupuestos generales del Estado y si fuese un país, su PIB estaría más o menos en el lugar 50, al nivel de Catar y por delante de Chequia Nueva Zelanda. Pero esos 170.000 millones significan mucho más que la mitad de la facturación de todo el grupo Volkswagen, lo que indica lo tangible de su poder interno. Han sido, sobre todo, una palanca de vertebración del sector de componentes del automóvil y alguno de las grandes empresas del sector le deben una buena parte de su éxito, también las españolas.

Ahora es presidente del consejo de administración de Seat pero su sombra siempre se ha sentido sobre la filial catalana de Volkswagen. Probablemente ha contribuido a salvar varios match points sobre una empresa que hoy se encuentra en uno de sus mejores momentos. 

Volkswagen ha decidido dar por concluida definitivamente la etapa del Dr. Piëch, el hombre que ha convertido la empresa fundada por su abuelo en el primer fabricante de coches del mundo, con casi 11 millones de coches vendidos en 153 países, producidos en 120 fábricas en 31 países y empleando a 650.000 personas. En los últimos 25 años Paco ha sido uno de sus hombres de máxima confianza, siendo el encargado de resolver el amargo epilogo del 'dieselgate'.  Con la misión más que cumplida comienza ahora una nueva etapa que está por ver si es capaz de cosechar tantos éxitos como la que ahora concluye.

A sus 60 años, a García Sanz aún le quedan muchas páginas brillantes por escribir en su biografía. Actualmente es consejero de la filial alemana de ACSHochtief, y de Criteria y probablemente lo será de varias empresas más, tantas como él quiera. Y quién sabe si cumplirá su sueño de ser presidente del Real Madrid después de haberlo sido del Wolfsburg FC, lo que nadie espera es que se vaya a retirar a su casa de Marbella. Haga lo que haga en el futuro se merece hoy un gran reconocimiento por todo lo que ha hecho en todos estos años por el automóvil mundial, español y, también, catalán. Danke Dr. Paco.

0 Comentarios
cargando