Ir a contenido

Sede social y fiscal

El Banc Sabadell no se plantea retornar su sede a Catalunya

La entidad asegura que el banco ha recuperado la plena normalidad tras el traslado a Alicante

Oliu afirma que la situación política está "empantanada" y se necesita formar Gobierno

Max Jiménez Botías

Josep Oliu, presidente del Banc Sabadell.

Josep Oliu, presidente del Banc Sabadell. / EFE / ANDREU DALMAU

"Hemos vuelto a la normalidad después de la incertidumbre que se produjo en Catalunya como consecuencia del proceso independentistas y el traslado de la sede. Y el banco ha salido fortalecido". Josep Oliu, presidente del Banc Sabadell, ha querido resumir que el coste económico y social de aquellaa decisión ya se ha superado, justo un día antes de la primera junta de accionista del banco de origen vallesano fundado en 1881 celebra en Alicante  --donde trasladó su sede social en octubre pasado-- . Los efectos se han superado, Y es más, la decisión no tiene vuelta atrás:  "No tenemos ningún plan de contingencia para el regreso", ha comentado Oliu, en contra de lo que ocurrió en el 2015: "Entonces pensamos que podía ocurrir lo que ocurrió. El banco adoptó los estatutos para la salida y en 24 horas se pudo hacer la inscripción en el registro cuando fue necesario", ha comentado el presidente del banco.

No obstante, hablar de normalidad para el Sabadell es relativo. Cuando la situación política se radicalizó como consecuencia del 'procés' se produjo una importante salida de depósitos de la entidad y duplicado de cuentas --las denominadas cuentas espejo-- en otras comunidades autónomas cercanas a Catalunya. La mayoría de esas cuentas, que el consejero delegado del banco, Jaume Guardiola, ha cuantificado en más de 20.000, siguen abiertas en estos momentos. Los clientes han preferido no tocarlas, aunque mantenerlas "no tiene ningún efecto para el banco. Y la entidad  no está haciendo nada para cerrarlas", ha precisado Guardiola.

Ha reconocido Oliu, pese a todo, que la normalidad tampoco ha llegado a política catalana. "Está empantanada", ha comentado. "Es necesario que se constituya un gobierno, que haya un presidente y se pueda levantar el 155", ha comentado. "Eso es lo que deseamos todos los empresarios: el marco de seguridad institucional y jurídica que hemos venido reclamando es absolutamente necesario", ha aseverado. No obstante, ha precisado que esa situación tiene un efecto negativo sobre la evolución económica de Catalunya y España, pero ese efecto ha sido, hasta ahora"limitado".

Guardiola ha valorado lo acaecido en la economía catalana en el mes de octubre como un "shock", aunque la situación "se mitigó" en noviembre y este "shock" desapareció en diciembre a efectos económicos. De todos modos, desde el banco consideran que pueden subsistir determinados elementos que pueden afectar a la economía a medio plazo, como la afectación a la inversión extranjera, la formación de nuevas empresas o al turismo de calidad. 

Integración del TSB

Los directivos del Sabadell han anunciado, por otra parte, la total integración del TSB británico en la operativa del grupo a partir del próximo lunes, cuando se produzca la migración tecnológica. Esa decisión ha sido aprobada por el consejo de la entidad radicada en el Reino Unido este miércoles y tiene implicaciones económicas y comerciales para la banco matriz. Por una parte, el coste del cambio tecnológico ha sido algo superior al esperado. En lugar de los 450 millones previstos, el coste se eleva a los 480 millones. En parte, como consecuencia del retraso que se ha producido en esa migración. El Sabadell ha ingresado 450 millones por parte de Lloyds, que era lo pactado por el cambio de plataforma tecnológica en el momento de la compra, con lo que la operación genera un déficit de 30 millones. En todo caso, la integración total, implicará sinergias para el Sabadell de 160 millones de euros en el 2019, ha precisado Guardiola. 

El aspecto de orden comercial que implica esa integración, es que la entidad comenzará a hacer banca para pymes en el Reino Unido y ofrecerán créditos para las pequeñas empresas, lo que le permitirá participar en un fondo creado por el gobierno británico para financiar a las empresas.Ha explicado que hasta ahora TSB era dependiente de Lloyd's, "tanto en modelo de organización como en sistema informático", y que de ahora en adelante va a ser independiente.

Nueva etapa sin fusiones

El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, asegura que la entidad no se plantea nuevas adquisiciones "ni en España ni en Reino Unido" y que su objetivo es consolidar su modelo de negocio, centrado en la rentabilidad y la sostenibilidad. "Nosotros no estamos ahora en un modo de consolidación ni de adquisiciones, ese no es nuestro objetivo. Estamos en un modo de hacer dos cosas fundamentales: beneficio y sostenibilidad", ha afirmado.

"Queremos crecer orgánicamente y tener en 2020 un banco más eficiente", ha añadido Oliu, que en febrero presentó en Londres (Reino Unido) el nuevo plan estratégico del Sabadell, que aspira a convertirse en el cuarto banco de España, lugar que ocupa ahora Bankia, sin llevar a cabo más compras, y a ganar unos 1.400 millones de euros en el 2020. En cuanto a posibles fusiones de entidades financieras europeas, Oliu ha dicho que "algún día las habrá", aunque ha recordado que "no hay ningún incentivo para que se produzcan". El problema de las operaciones paneuropeas, ha apuntado, es que es difícil concretar cuáles son las sinergias que se pueden sacar de una fusión de este tipo.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.