Ir a contenido

sector financiero

La UE vuelve a pedir a Rajoy que complete la privatización de Bankia

La Comisión Europea y el BCE alertan de la vulnerabilidad que supone la elevada deuda pública y privada y el alto paro

Silvia Martinez

El presidente de la Sareb, Jaime Echegoyen, durante una rueda de prensa ofrecida en Madrid.

El presidente de la Sareb, Jaime Echegoyen, durante una rueda de prensa ofrecida en Madrid. / JOSÉ LUIS ROCA

El sector bancario español goza en líneas generales de una cómoda situación de liquidez y varias entidades han aumentado sus emisiones de títulos de deuda. Los bancos han mantenido su nivel de rentabilidad –con la excepción del liquidado Banco Popular- y han continuado reduciendo los créditos morosos, también aquellas con más créditos tóxicos, lo que ha acercado el ratio de los bancos españoles a la media de la UE. Pero hay un elemento que sigue sin cosechar los avances que los inspectores de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo esperan: la reestructuración bancaria y la privatización de Bankia.

“La fusión de BMN y Bankia en enero de 2018, acompañada de la venta de una pequeña parte de Bankia por parte del FROB en diciembre de 2017 es el último paso en el proceso de reestructuración del sector bancario español. Completar la privatización de la entidad fusionada y los planes de desinversión de las fundaciones bancarias en las cajas de ahorro reforzará todavía mas el sector bancario español”, avisan en un comunicado emitido este lunes, tras la novena visita realizada a España en el marco de la vigilancia puesta en marcha a raíz del rescate bancario de 41.300 millones solicitado en 2012.

Los técnicos del BCE y la Comisión, que visitaron Madrid el pasado 9 y 10 de abril, admiten que la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha mejorado su margen bruto pero alertan de que sigue registrando resultados financieros negativos. Según los resultados del año pasado, el conocido como banco malo redujo el año pasado sus pérdidas un 15%, hasta los 565 millones de euros, gracias a la venta de 18.925 inmuebles. Pese a estos resultados la UE considera que son necesarias más “acciones dedicadas en la gestión del Sareb.

Diagnóstico económico

El diagnóstico también recoge algunas pinceladas sobre la situación económica española. La evaluación es globalmente positiva. Señala que la economía sigue registrando un crecimiento robusto pero alerta del elevado endeudamiento público y privado así como del alto nivel de desempleo que siguen suponiendo un elemento de vulnerabilidad. “Es importante que España haga esfuerzos para garantizar un camino de crecimiento sostenible y conseguir un crecimiento mayor de la productividad”.

Para ello, avisan los inspectores europeos, el Gobierno de Mariano Rajoy debe seguir dando pasos para reducir el paro, conseguir crear un mercado de trabajo más inclusivo, mejorar el entorno empresarial y reforzar la capacidad de innovación de la economía”. Es más, insisten en Frankfurt y Bruselas que “España debe aprovechar la oportunidad que le proporcionan las favorables condiciones económicas para continuar con la consolidación fiscal con vistas a garantizar una reducción decisiva de la tasa de deuda pública y reconstruir los amortiguadores presupuestarios que le permitirán hacer frente a cualquier shock adverso”, señala la nota de prensa a la que seguirá un completo informe en las próximas semanas. 

0 Comentarios
cargando