Ir a contenido

Patrocina:

historias mínimas

'Gadgets' para toda la familia

Fundas BCN, fabricante de coberturas para coches de bebé, amplía su negocio a toda la familia

Carme Escales

Ariana Marín.

Ariana Marín. / RICARD FADRIQUE

Con restos de tela de camisetas de la fábrica de ropa de mujer que los padres de Ariana Marín tuvieron hasta el año 2007, ella empezó a improvisar sus primeras fundas para cochecito de bebé. Aprovechó su tiempo de baja maternal y su traza en el diseño textil para crear una funda que diese una nueva vida al transporte infantil. «Las fundas que había en el mercado eran diseños muy clásicos y tenía que esperarme tres meses para recibirlas», recuerda Marín. Esos fueron los motivos que la llevaron a emprender su propio negocio. Pensó: «si en casa hemos estado haciendo colecciones de prêt-à-porter durante más de 20 años, yo me veo capaz de crear una colección de fundas para cochecitos de bebé».

Y dicho y hecho. Después de la suya, hizo fundas para algunas amigas y aprovechó sus vacaciones en Menorca para dar a conocer en tiendas de la isla sus creaciones para coches Maclaren; Maxi-Cosi y hamacas. «En plena crisis, las mamás se pasaban las sillitas y por 30 o 40 euros de la funda, los tenían como nuevos», señala la directora y diseñadora de Fundas BCN, la firma que creó Ariana Marín para comercializarlas. La empresa se abrió en el 2012 con una inversión inicial de unos 23.000 euros, y su facturación se ha ido incrementando hasta alcanzar un crecimiento del 400% en los últimos tres años. El pasado año, la firma facturaba ya 1.700.000 euros y se propone alcanzar los cinco millones los próximos tres años. «La venta es mayoritariamente 'on line' a través de nuestra página www.fundasbcn.com, y estamos también en Amazon y en unas 740 tiendas físicas», explica la propietaria.

Talento y empleo local

Fundas BCN tiene actualmente 13 personas en plantilla, 11 de las cuales son mujeres de 30 a 46 años. En Badalona tienen sus oficinas, almacén y taller donde se cosen las fundas con tejidos del Maresme. La firma está presente en una decena de países, de los que destacan en número de clientes ItaliaFranciaHolanda Bélgica. Con más de 3.100 referencias en catálogo, realizan una media de 100 envíos diarios.

Estirando sus orígenes en el textil, la empresa de Ariana Marín ha querido ampliar su mercado creando una nueva marca, The Chill Factory, que comercializa desde inicio de este año productos para el hogar fabricados por otras marcas de diversos países con acento en los materiales naturales. Ropa de casa, decoración y artículos de belleza y bienestar, pero también artilugios de cocina o para mascotas, mimando el diseño. Hay igualmente productos para criaturas, como pueden ser baberos o mantitas, pero la oferta de la nueva marca enfoca a toda la familia. «Pensando en familias cuyos hijos ya han pasado la fase de bebé, así continuamos acompañando la evolución de las necesidades familiares, apostando por un retorno a la naturaleza, a lo ecológico y al concepto de vida saludable, el confort y la tranquilidad», puntualiza Marín, que apunta una previsión de facturación de 25.000 a 30.000 euros para su nueva marca a final de este año.

0 Comentarios
cargando