Ir a contenido

relevo

Volkswagen cambia de presidente tras dar por superado el 'dieselgate'

El fabricante alemán reestrcutura la cúpula y sustituye a Michael Müller por Herbert Diess

A pesar de las multas y los numerosos escándalos fraudulentos, el 2017 el grupo duplicó sus beneficios

Carles Planas Bou

Herbert Diess. / ARND WIEGMANN

Herbert Diess.
El presidente de Volkswagen, Matthias Müller. 

/

En septiembre del 2015 Michael Müller llegó al frente de Volkswagen con una misión, evitar que la compañía se hundiese en el destapado escándalo del ‘dieselgate’. Golpeada por la primera ola de un tsunami que impactaría en todo el sector automovilístico alemán, el poderoso fabricante de Wolfsburgo optó por un lavado de cara mientras que el presidente mundial del grupo saliente, Martin Winterkorn, era investigado por su presunto conocimiento de la manipulación de más de 11 millones de vehículos.

Poco más de dos años y medio después le ha tocado a Müller decir adiós. Como ya había avanzado la prensa alemana este miércoles, el consejero delegado del grupo ha sido sustituido por Herbert Diess, responsable principal de la marca Volkswagen, en la reunión del consejo ejecutivo que ha tenido lugar este jueves. Diess tendrá un poder más completo al frente de la compañía, pues además de estos dos cargos también será el encargado de la marca Seat y Skoda.

La reestructuración de la jefatura del fabricante alemán también afectará al español Francisco Javier García Sanz, que dejará de ser vicepresidente mundial de Compras del grupo Volkswagen y presidente del consejo de administración de Seat, y al director de Finanzas alemán Frank Witter.

ESCÁNDALOS Y ÉXITOS

En esos dos años y medio de mandato los escándalos no han parado de crecer. Desde la manipulación de vehículos para esquivar los controles medioambientales sobre emisiones contaminantes hasta el uso de personas como cobayas en sus experimentos o la organización de un presunto cártel para pactar precios, otros pesos pesados de la automoción alemana como Daimler, BMW, Porsche y Audi se han visto arrastrados por la polémica.

A pesar de haber recibido multas de hasta 25.000 millones de euros en los Estados Unidos, Volkswagen ha conseguido esquivar la justicia europea y relanzar su dañada imagen en el mercado. Así, en 2017 la multinacional alemana consiguió un beneficio atribuido de 11.354 millones de eurosduplicando el del año anterior. Con 10,7 millones de vehículos vendidos, Volkswagen sigue siendo el primer fabricante mundial. Misión cumplida para Müller.

SEGUIRÁ COBRANDO

Con un sueldo de 10,27 millones este 2017 Müller fue el quinto ejecutivo mejor pagado del país. A pesar de su adiós, el dirigente seguirá cobrando su sueldo hasta 2020, fecha en la que expira su contrato, según ha avanzado el diario ‘Handelsblatt’. Esa decisión se ha tomado porque el pago de los dos años es equivalente a lo que Volkswagen debería pagarle en caso de haber cancelado el contrato. Por su parte, el jubilado Winterkorn, a quien la fiscalía acusa de fraude, cobra una pensión hasta 3.100 euros diarios.

Aún así, tras ver como la manipulación de vehículos que contaminan más de lo prohibido ha ido salpicando a todas las grandes marcas del país, la justicia alemana decidió este febrero permitir a las ciudades restringir la circulación de vehículos diésel sin necesitar una legislación federal. La sentencia del tribunal administrativo federal de Leipzig sienta precedente para que las administraciones locales puedan ser más duras contra la contaminación.

0 Comentarios
cargando