Ir a contenido

balance 2017

La banca prevé una caída de las demandas de los clientes

La AEB evita defender una subida salarial pero pide mejoras para los jóvenes

P. Allendesalazar

El presidente de la Asociacion Española de Banca (AEB), José María Roldán, en una imagen de archivo.

El presidente de la Asociacion Española de Banca (AEB), José María Roldán, en una imagen de archivo. / J.M. Prats (El Periódico)

Polémicas como las de las cláusulas suelo o los gastos hipotecarios han deteriorado notablemente la imagen de la banca en la última década. Pero el sector cree que está cerca de pasar página y de que el alza que experimentan sus conflictos legales con la clientela desde hace años se revierta. “No nos parece que vaya a seguir en el tiempo”, ha asegurado este jueves José María Roldán, presidente de la patronal de los bancos (AEB).

El directivo ha reconocido que el riesgo de que los bancos sufran pérdidas por estas disputas legales ha subido de forma "significativa" en los últimos años, sobre todo por las hipotecas. También se ha declarado "sorprendido" porque esta litigiosidad se haya encauzado mediante demandas colectivas, como es tradicional en Estados Unidos, algo para lo que ni el sector ni la justicia estaban "preparados", lo que ha provocado una "sobrecarga de los juzgados"

En cualquier caso, se ha mostrado convencido de que "irá a menos". En esta línea, ha restado importancia al incremento de las reclamaciones de clientes ante el Banco de España del 2017: se trata de "problemas particulares" con un peso relativo pequeño respecto a la cartera total de préstamos. "Tenemos la confianza de nuestros clientes y queremos mejorarla", ha afirmado antes de defender que los pronunciamientos del Banco de España al respecto no pueden ser vinculantes por temas legales. Por ello, ha apostado por avanzar hacia un sistema de arbitraje cuyos laudos sean aceptados por las partes.

Diferencias generacionales

El líder patronal también ha admitido que España deber ser capaz de "mejorar" la capacidad adquisitiva de los jóvenes que se incorporan al mercado laboral, pero haciéndolo compatible con ganancias de competitividad que permitan reducir el déficit exterior. Ha evitado, así, abogar abiertamente por una subida general de los salarios. El debate debe centrarse, ha sostenido, en cómo lograr que la recuperación sea "más inclusiva y no haya un problema de diferencias generacionales inaceptables". 

Tras ser elegido por la asamblea de la AEB a un segundo mantado, Roldán ha abierto la puerta a una fusión en los próximos cuatro años con la patronal de las cajas, la CECA, presidida por Isidre Fainé. También ha pedido al Gobierno que trate de "maximizar la recuperación" de ayudas en Bankia, aunque ha admitido que "no es fácil conseguirlo", al tiempo que ha pedido a Europa una mayor transparencia sobre la resolución del Popular, aunque esta nueva pueda ser "plena".

Asimismo, ha asegurado que los bancos están "mejor preparados" para proteger la privacidad de sus clientes que otras empresas porque están acostumbrados a una regulación y supervisión "muy intensa". Frente a ello, ha criticado que gigantes tecnológicos como Facebook se "ahogan cuando tienen que lidiar" con la regulación.

El beneficio sube el 5,3% sin el Popular

Los bancos tradicionales (no surgidos de cajas de ahorro) ganaron el año pasado 12.060 millones de euros, lo que supone un aumento del 5,3% sin tener en cuenta al Popular. En el negocio en España, donde sí aparecen los números rojos del banco desaparecido (13.650 millones), las entidades perdieron 6.532 millones. La AEB estima que en dos o tres años los resultados estarán normalizados, cree probable que el crédito suba por fin este año, prevé más cierres de oficinas y no descarta nuevas fusiones.

Temas: Jóvenes Bancos

0 Comentarios
cargando