Ir a contenido

banco de españa

Linde defiende que las comunidades autónomas vuelvan a financiarse en el mercado

El gobernador estima que la deuda tardará décadas en bajar al nivel recomendado del 60%

El BCE se lava las manos por no haber dado más liquidez de emergencia al Popular

P. Allendesalazar

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. / Emilio Naranjo (EFE)

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha defendido este martes que las comunidades autónomas "deberían recuperar" el acceso a financiarse en el mercado dado el actual contexto macroeconómico y financiero "favorable". La mayoría de las comunidades tienen desde hace años vetado este acceso por la desconfianza de los inversores y reciben los recursos del Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), que está condicionado a un mayor control fiscal. El acceso directo al crédito bancario o al mercado de capitales vía emisiones de deuda, ha defendido Linde, es de "particular importancia" para garantizar que la "presión del mercado" obligue a las regiones a someterse a la disciplina fiscal. 

En unas jornadas conjuntas del Banco de España y el Fondo Monetario Internacional celebradas en Madrid, el gobernador ha destacado que el "históricamente elevado" nivel de deuda pública del país, en torno al 98% del PIB, supone un riesgo para el crecimiento. Si se mantiene en el tiempo, ha advertido, lastra la expansión económica, se convierte en una fuente de vulnerabilidad y reduce el margen de reacción de los presupuestos públicos para afrontar problemas.

La reducción del endeudamiento español, ha alertado, tardará "varias décadas" en permitir que se alcance un nivel seguro del 60% del PIB. Por ello, ha defendido que debe ser una "prioridad" para los gobernantes continuar con el proceso de consolidación fiscal para asegurarse de que España sale del procedimiento europeo de déficit excesivo, al que este año es el único país al que sigue sometido.

El gobernador, así, cree "muy probable" que el déficit baje del 3% este año (el año pasado cerró en el 3,07% y el compromiso con la Comisión Europea es reducirlo al 2,2% en el presente ejercicio). Pero ha señalado que serán necesarios nuevos ajustes fiscales para cumplir la obligación de recortar el déficit estructural en 0,6 puntos porcentuales entre el 2016 y el 2018. El componente estructural del déficit español, ha destacado, sigue siendo muy alto: ronda el 3% del PIB, el nivel más alto de la zona euro.

Equilibrio en las pensiones

Linde también ha advertido de que sin nuevas medidas que incrementen los ingresos del sistema de pensiones, esté se irá ajustando en los próximos años para ser sostenible mediante una reducción de la cuantía de la pensión media en relación con el salario medio. "Más allá de las propuestas específicas, lo que sigue siendo crucial es que cualquier estrategia de reforma sea transparente, aumente el vínculo entre las contribuciones intertemporales y los beneficios del sistema y esté anclada en un mecanismo de ajuste que garantice su equilibrio financiero", ha reclamado.

El gobernador también ha pedido reformas en el mercado laboral para cambiar la estructura de la negociación colectiva de los salarios y reducir la segmentación del mercado laboral entre fijos y temporales. Asimismo, ha considerado necesarios cambios para reducir la tasa de abandono escolar, vincular mejor la educación universitaria y el trabajo en las empresas, e incentivar de forma más adecuada la innovación.

Discrepancias

En el mismo foro, Elke König, del Fondo Único de Resolución, y Yves Mersch, del Banco Central Europeo, han defendido la intervención del Popular, pero han discrepado sobre qué autoridad europea debe financiar futuras tomas del control de bancos con problemas cuando no haya un comprador, como sucedió en esta ocasión con el Santander.

El alto cargo del BCE también ha exculpado a su institución de que el Popular no recibiese más créditos de emergencia y cayese por falta de liquidez. La responsabilidad de fijar qué activos podían presentarse como garantía de estos préstamos, ha recordado, era del Banco de España. El subgoberandor, Javier Alonso, ya defendió hace meses que el banco tenía una cantidad de activos mayor a las que utilizó para pedirle liquidez.

Por su parte, el nuevo ministro de Economía, Román Escolano, ha advertido de que Europa debería aprovechar la actual coyuntura de crecimiento para avanzar en la integración, ya que el contexto positivo no "durará eternamente". En este sentido, ha apostado por avanzar en el fondo único de resolución, el fondo de garantía de depósitos únicos y una capacidad fiscal común.

0 Comentarios
cargando