Ir a contenido

En marzo

La confianza del consumidor cae 1,1 puntos, la más baja desde febrero del 2017

El descenso de marzo es el tercero consecutivo y se debe a las menores expectativas y a la peor valoración de la situación actual

El Periódico

Los datos muestran que el consumidor tienen una percepción negativa de la situación actual, aunque, y pese a la caída, persiste en unas expectativas positivas respecto al futuro de la economía.

Los datos muestran que el consumidor tienen una percepción negativa de la situación actual, aunque, y pese a la caída, persiste en unas expectativas positivas respecto al futuro de la economía. / FERRAN NADEU (El Periódico)

La confianza del consumidor bajó 1,1 puntos en marzo en relación al mes anterior, hasta situarse en 98,6 puntos, debido tanto al empeoramiento de las expectativas como a la peor valoración que hacen los ciudadanos de la situación actual, según los datos publicados este martes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Los datos muestran que el consumidor tienen una percepción negativa de la situación actual, aunque, y pese a la caída, persiste en unas expectativas positivas respecto al futuro de la economía.

El descenso de la confianza de los consumidores en marzo supone que este indicador encadena tres meses consecutivos de retrocesos y se sitúa en su nivel más bajo desde febrero de 2017. Además, este indicador lleva dos meses consecutivos por debajo de los 100 puntos. Por encima de esta cifra la percepción de los consumidores se considera positiva, mientras que por debajo se entiende como negativa.

La situación actual se percibe como negativa

Los dos indicadores que componen el índice de la confianza del consumidor experimentaron descensos en marzo. En concreto, el indicador sobre situación actual retrocedió medio punto, hasta los 90,1 puntos, como consecuencia del comportamiento negativo de sus tres componentes (situación económica general, valoración del mercado laboral y situación de los hogares).

Los datos muestran que los españoles expresan en marzo del 2018 una percepción de la situación económica del país 2,4 puntos inferior a la del mismo mes del año anterior, protagonizando dicho indicador el descenso más pronunciado. La situación de los hogares también muestra descensos, concretamente de 1,6 puntos. En paralelo, las cifras referentes al mercado de trabajo revelan un estancamiento respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, con una evolución del 0%. 

A nivel interanual, la confianza del consumidor en el mes de marzo del 2018 cae también en 1,1 puntos respecto a marzo del 2017. No obstante, en la comparación trimestral, el primer trimestre del 2018 ha sido mejor que el primer trimestre del año anterior, con un avance del 3% de media.

Las expectativas siguen siendo positivas

Por su parte, el índice de expectativas de los consumidores tuvo un descenso más pronunciado y se situó en marzo en 107,2 puntos, lo que supone 1,5 puntos menos que en el mes anterior, con una evolución negativa de sus tres componentes, especialmente la valoración que hacen los consumidores sobre la situación futura de la economía y sobre el mercado de trabajo.

La comparativa con el mes de marzo del año anterior registra un saldo negativo, con un descenso de siete décimas. Dicha caída la lidera las expectativas entorno a la situación económica del país, que bajan tres puntos, mientras que las referidas al empleo lo hacen 1,1 puntos. Por el contrario, las expectativas de los hogares crecen con una subida de 2 puntos. 

A pesar del descenso, las expectativas se mantienen por encima de la barrera de los 100 puntos, es decir, en positivo. La comparativa trimestral también muestra una evolución positiva, con un avance del 2,2% de media.

0 Comentarios
cargando