Ir a contenido

Emprendedores

Eelp!: Todos los servicios en tu móvil

Eelp! puede gestionar por el usuari desde la colada hasta la revisión en la ITV

Miquel Muñoz

Álex Díaz, consejero delegado de Eelp! desde abril del 2017.

Álex Díaz, consejero delegado de Eelp! desde abril del 2017. / El Periódico

Eelp! nació hace poco más de un año con una misión: hacer la vida de la gente más fácil. Para conseguirlo, en Eelp! hacen cualquier cosa por sus clientes, desde programar la colada hasta pasear al perro u ocuparse de los trámites relacionados con el coche, como la revisión de la ITV. El cliente tan solo tiene que pedir a un asistente personal qué es lo que necesita y desde la compañía se lo conseguirán. Aunque la idea tuvo una buena aceptación en el mercado, encontrar la fórmula para abarcar tantos servicios no ha sido un camino fácil para esta 'start-up' catalana.

Al principio, Eelp! apostó por ofrecer sus servicios mediante un sistema de suscripción, es decir, el cliente no pagaba por cada tarea, sino que abonaba una cuota que le daba derecho a tantos servicios como necesitara. Ese sistema, según el consejero delegado de la empresa, Álex Díaz, era "muy americano", pero en "España no era viable". En consecuencia, cuando Díaz entró a la empresa, a finales de abril del 2017, se encontró un panorama "desordenado" y una facturación pobrísima en comparación con los recursos que Eelp! tenía que invertir para cumplir los deseos de sus clientes.

Desde ese momento, Díaz planteó como la única solución viable para la supervivencia de Eelp! un cambio de modelo de negocio. La compañía no podía permitirse seguir ingresando por cuotas, sino que habría de hacerlo mediante un modelo de pago por servicio. Además, cuenta el consejero delegado, era una empresa tecnológica con "muy pocos procesos automatizados", con lo que se antojaba como otra necesidad apremiante reducir la dependencia de los ‘helpers’, es decir, las personas encargadas de coordinar los servicios.

Automatizar procesos

Mientras en Eelp! redefinían su modelo de negocio e intentaban automatizar el mayor número de procesos posible, la empresa dejó de captar clientes. No les interesaba, según Díaz, asomarse a nuevos usuarios porque no les podían asegurar “un servicio de calidad”. Eso sí, en Eelp! siguieron atendiendo a los clientes que ya usaban la aplicación antes. Con la inversión externa se reprodujo un patrón similar: Díaz entró a la empresa con una ronda de inversión de 300.000 euros muy cerca de cerrarse, pero decidió paralizarla por no poder ofrecer unas garantías aceptables.

En la reestructuración de la empresa, hubo otro factor clave: mejorar la experiencia de usuario. Antes de poner patas arriba la compañía, “el 95% de los usuarios”, según el consejero delegado, se comunicaban con los asistentes personales de Eelp! mediante otras aplicaciones de mensajería instantánea, porque la aplicación móvil no estaba a la altura o, como en el caso de Android, ni siquiera existía. Desde octubre ya está disponible una nueva aplicación tanto para dispositivos Apple como para dispositivos Andorid.

Los resultados de esta redefinición ya son tangibles: Eelp! gestiona ahora unos 600 servicios mensuales, por los 45 que realizaba antes de cambiar el modelo de negocio. Con todo, la facturación se ha multiplicado por 14. Ahora está, confiesa Díaz, por encima de los 70.000 euros mensuales. El nuevo rumbo también ha atraído a los inversores: en unas dos semanas, desde Eelp! esperan levantar una ronda de inversión de 500.000 euros, de los cuales ya tienen el 60% comprometido.