Ir a contenido

HISTORIAS DE EMPRENDEDURÍA

Consultas médicas a distancia

Mediquo consigue tres millones de euros para conectar a médicos y pacientes a través de su app

Guillem Tapia / Barcelona

El equipo de Mediquo. 

El equipo de Mediquo. 

La 'start-up' barcelonesa Mediquo, que ha desarrollado una app para realizar consultas médicas a distancia, ha cerrado su primera ronda de financiación por valor de tres millones de euros. Esta cantidad ha sido aportada íntegramente por Leandro Sigman, presidente de la farmacéutica Insud Pharma.

Según Guillem Serra, fundador y consejero delegado de la compañía, Mediquo funciona igual que Whatsapp pero los contactos, en vez de amigos, son médicos a tu disposición. "Nuestro factor diferencial es la sencillez y la inmediatez. Si el usuario tiene que esperar 4 horas a recibir una respuesta prefiere ir al médico", apunta Serra. Los profesionales de la plataforma responden a las consultas en un máximo de 2 minutos.

Mediquo se constituyó como empresa en el 2013. En sus inicios, la plataforma consistía en una página web que permitía realizar consultas a especialistas que, en muchos casos, eran eminencias en sus campos. Sin embargo los diálogos entre médico y paciente no eran fluidos y el negocio no acabó de arrancar. Posteriormente la compañía se unió al portal comparador de seguros iSalud.com, que hizo las funciones de aceleradora. Tras este proceso, en el 2017 se impulsó Mediquo, está vez centrado en la tecnología móvil y bajo la premisa de la inmediatez. Una vez concluido el proceso, los fundadores de iSalud, José López y Albert Castells, tomaron una parte del capital de la empresa. Actualmente la compañía pertenece a López, Castells, Leandro Sigman -que es el accionista mayoritario-, Guillem Serra e Inveready, que posee una pequeña participación.

La compañía dedicará el dinero recaudado principalmente a lanzar acciones de márketing y comunicación que la den a conocer. "En España no estamos acostumbrados a pagar por ir al médico y habrá que hacer pedagogía para atraer a los usuarios", explica Serra. Actualmente la suscripción mensual a Mediquo cuesta 4,95 euros al mes. Sin embargo, la estrategia de la compañía es adoptar un modelo freemium, similar al de Spotify, en el que los servicios básicos son gratuitos pero el resto deben pagarse. En el caso de Mediquo, el modelo gratuito permitirá realizar un número de consultas limitadas a los médicos de familia y el modelo premium permitirá consultar ilimitadamente a los especialistas.

Actualmente Mediquo tiene un equipo formado por 9 personas, la mayoría de ellas dedicadas al desarrollo tecnológico, y la plataforma cuenta con 25 doctores. A lo largo de este año la compañía prevé alcanzar unos 30.000 usuarios entre premium y gratuitos.

En el ámbito público también existe una iniciativa muy similar a Mediquo. Se trata de eConsulta, que ya está en marcha en algunos CAP y permite a los pacientes realizar consultas 'on line'. La principal diferencia entre ambas plataformas, como suele ocurrir con los servicios sanitarios públicos y privados, es el tiempo de espera.