Ir a contenido

RESULTADOS DEL 2017

Seat eleva la inversión hasta 1.000 millones con una ofensiva de modelos nuevos

La marca anuncia el lanzamiento de un vehículo nuevo cada seis meses

El beneficio neto ascendió a 281 millones, un 21,3% más

Antoni Fuentes

 Luca de Meo, el presidente de Seat, junto al e-Racer.

 Luca de Meo, el presidente de Seat, junto al e-Racer.

La bonanza que vive Seat se está notando también en la cifra de inversiones. La filial del grupo Volkswagen invirtió en el 2017 casi 1.000 millones de euros, lo que supone la cifra más alta desde la construcción de la fábrica de Martorell hace 25 años. El fuerte ritmo de inversiones se mantendrá en los próximos años para hacer frente a un ambicioso plan que prevé el lanzamiento de un modelo nuevo cada seis meses que incluirá el todocamino grande Tarraco y un SUV más urbano (CUV en sus siglas en inglés).

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha anunciado hoy, en una presentación a la prensa en Madrid, que el beneficio neto de Seat ascendió en el ejercicio anterior a 281 millones sin efectos extraordinarios, un 21,3% más que los 232 millones del 2016. El año anterior, Seat contabilizó un beneficio superior a los 900 millones por la venta a Volkswagen de la filial financiera.

"El momento de crecer"

"Seat ha atravesado el desierto. Ahora es el momento de crecer", ha asegurado De Meo para resumir la coyuntura actual de Seat. Para conseguirlo, una buena parte de las inversiones irán dirigidas a la digitalización y al coche conectado mediante proyectos propios y otros en alianza con socios estratégios. 

La compañía gana dinero desde el 2015, cuando consiguió revertir una larga racha de pérdidas. La mejora también se aprecia en que los recursos disponibles por el negocio de Seat triplican la cifra del 2013 y se acercan a los 1.000 millones, lo que permite a la marca financiar por si sola sus inversiones.

3.300 millones invertidos desde 2013

Desde 2013, las inversiones han ascendido a 3.300 millones, con un máximo de 962 millones registrado en el 2017. De esa cantidad, 464 millones se destinaron a investigación y desarrollo (I+D). "Estamos preparanso el futuro de Seat", ha explicado el vicepresidente de finanzas de la firma, Holger Kintscher, que ha añadido que no se conforman con la mejora y que trabajarán por incrementar la rentabilidad.

El objetivo de Seat para 2018 es seguir mejorando su negocio y superar los 10.000 millones de euros de facturación por primera vez en su historia. Detrás de esa mejora se encuentran el aumento de las ventas de coches y el incremento del ingreso medio por vehículo, que supera ya los 14.700 euros. 

Nuevo 'holding'

En la estretagia de futuro de nuevos modelos y de mejora de la rentabilidad se enmarca la creación de la marca Cupra, que permite a la marca lograr el doble del margen de beneficio que los modelos convencionales de Seat. Junto a ese proyecto, el nuevo 'holding' que apunta De Meo incluye también el centro Metropolis Lab y XMoba.

Además, la marca emprenderá un camino decidido hacia la globalización con el ensamblaje en Argelia y la mirada puesta en México estudiando la posibilidad de fabricar modelos de Seat en plantas de Volkswagen en ese país. Y China, el gran proyecto pendiente después de una prueba fallida, sigue estando en la hoja de ruta.

La ofensiva de la firma incluye también la fabricación en Martorell de una versión híbrida de todos los modelos con una autonomía solo con baterías de 50 kilómetros así como el lanzamiento de un coche 100% eléctrico a "un precio normal" y con una autonomía de 500 kilómetros en el 2020. De momento, ese vehículo se fabricará en Alemania a la espera de las negociaciones internas en el grupo y el desarrollo del mercado eléctrico en España. De Meo ya ha avanzado que en el futuro Seat tendrá más coches del todo eléctricos, aunque ha advertido de que "hay dar una oportundiad" a todas las tecnologías de propulsión, incluidos los nuevos motores diésel y de gasolina.

"Seguiremos en Martorell"

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha vuelto a reiterar que la marca mantendrá su sede en Catalunya a pesar del conflicto político. "Seguiremos en Martorell. Nosotros no somos tan arrogantes como para mezclar nuestra actividad con un debate político", ha dicho De Meo, que ha advertido que Seat seguirá en Catalunya mientras el conflicto "no afecte al negocio". De Meo ha hecho estas declaraciones en la presentación de resultados en Madrid por primera vez en la historia de la firma, aunque ya ha anunciado que esta decisión no tiene ninguna connotación política y que la rueda de prensa del año que viene tendrá lugar en el nuevo escaparate en la confluencia de paseo de Gràcia y la Diagonal. "Es más práctico por temas logísticos hacerlo en Madrid pero vamos a ir cambiando el lugar", ha añadido.

Temas: Seat

0 Comentarios
cargando