Ir a contenido

MISTER TRASTER

Del extrarradio al centro de la ciudad

Abrió el primer trastero hace 10 años en Sant Adrià de Besòs y el próximo estará en el 22@

Álvaro Juncadella, consejero delegado de Mister Traster.

Álvaro Juncadella, consejero delegado de Mister Traster. / Ferran Sendra (El Periódico)

Mister Traster es una empresa de trasteros de Barcelona, pero nació en Sant Adrià. En esa población abrió su primer establecimiento: un edifico de 5.000 metros cuadrados. «Abrimos en el 2006, porque era el lugar más barato y mejor ubicado para el precio que pagábamos», explica Álvaro Juncadella, socio y primer ejecutivo de Mister Traster.  Fue la burbuja inmobiliaria, la que le obligo a buscar un emplazamiento poco céntrico. Los precios no permitían otra cosa. «Me gustaría tener un trastero en paseo de Gràcia. Pero tendría que alquilar cada espacio a 1.000 euros al mes», afirma.

Luego, fue la crisis del sector lo que le permitió acercarse al centro de la ciudad. Además del trastero del Besòs, la compañia abrió otro en L’Hosìtalet y un tercero en la calle Castillejos de Barcelona. Se trata de un edifico de 3.000 metros cuadrados, que cuenta con 650 trasteros. El nivel de ocupación supera el 80%, afirma Juncadella. «Tenemos unos 1.500 clientes en los tres centros sobre una capacidad de 1.700 trasteros. Una ocupación de más del 85%», explica.  La firma se plantea una estrategia de  buscar edificios completos, aunque no es propietario de estos. Los arrienda y rehabilita.

"La mudanza es una parte importante de nuestro negocio", afirma Álvaro Juncadella

Hasta el momento ha invertido 1,5 millones de euros en esos centros. El cuarto trastero, se incorporará a grupo en el 2019. Se trata de un edificio nuevo que se está construyendo en el 22@. «Nuestra filosofía son edificios enteros porque eso simplifica  el obtención de licencias y permisos contraincendios. La normativa es muy estricta», explica.

La empresa lleva 10 años activa, y ha logrado testar el mercado y conseguir rentabilidad. «Tenemos beneficios. y los ingresos de todo el grupo es de dos millones de euros, con un ebitda (beneficios explotación) de 400.000 euros», explica.  Juncadella habla de grupo, porque el negocio incorpora una firma de mudanzas. «Cuando empezamos me di cuenta de que una parte importante del negocio era hacer una mudanza de calidad, porque de cada dos o tres trasteros hay una mudanza. Ese es un servicios que nos diferencias de la competencia», dice.