Ir a contenido

RESULTADOS DEL 2017

Volkswagen y Seat logran un beneficio récord con el 'dieselgate' en declive

La marca española registró unas ganancias operativas de 191 millones, lun 24,8% más

Las 16 plantas de coches eléctricos del grupo no incluyen las de Martorell y Navarra

Antoni Fuentes

El presidente mundial del grupo Volkswagen, Matthias Müller, en el centro, en Berlín.

El presidente mundial del grupo Volkswagen, Matthias Müller, en el centro, en Berlín. / EFE / OMER MESSINGER (EFE)

El grupo Volkswagen funcionó en el 2017, de nuevo, como una máquina engrasada que fabrica récords de beneficios. Tanto el grupo Volkswagen como Seat lograron el año pasado batir sus máximos de ganancias a pesar de los costes que se arrastran por el 'dieselgate' y por las elevadas inversiones. 

El conjunto de la multinacional alemana, que se mantiene como primer fabricante mundial con 10,7 millones de vehículos vendidos, consiguió un beneficio atribuido de 11.354 millones de euros frente a los 5.144 millones del 2016. Por su parte, la marca española Seat cosechó un beneficio operativo de 191 millones de euros, lo que supone una mejora del 24,8% en relación con el ejercicio anterior. Se trata del beneficio operativo según la contabilidad alemana, que difiere ligeramente de los datos que dará Seat la semana que viene, incluyendo el beneficio neto, que en el 2016 fue de 903 millones por los ingresos de la venta a Volkswagen de la filial financiera.

Mejora de Seat

Los ingresos de Seat alcanzaron los 9.892 millones, un 11,2% más, con 468.000 vehículos entregados a la red comercial y una producción en la planta de Martorell de 479.000 unidades. Incluyendo los modelos del Audi Q3 ensamblados en Martorell, las ventas de Seat ascendieron a 595.000 vehículos.

La multinacional alemana destaca la mejora conseguida por Seat gracias a un aumento de los ingresos por vehículo, además de contar en un año completo con el Ateca y en una parte de él con el nuevo Arona, y un incremmento del margen de beneficio que compensaron una subida de los costes. 

Seat se queda en Martorell

La satisfacción de Volkswagen con los resultados de Seat también incluyen el mantenimiento de la sede y la factoría en Catalunya a pesar del conflicto político. "Hemos analizado la situación y hemos decidido dejar la sede y la fábrica en Martorell", ha afirmado el presidente de Volkswagen, Matthias Müller, en la presentación de las cuentas en Berlín.

Costes del 'dieselgate'

El récord de beneficios del grupo Volkswagen se consiguió a pesar de que la compañía tuvo que gastar 3.200 millones de euros en las compensaciones para los propietarios de coches del grupo afectados por la trampa para maquillar las emisiones de gases en Estados Unidos.

Sin embargo, el coste del escándalo del 'dieselgate' sigue reduciendo su intensidad desde que estalló en septiembre del 2015. En el 2016, los costes por la crisis de motores trucados ascendieron a 6.400 millones. Además, la liquidez neta del grupo alcanzó a final del 2017 los 22.400 millones, con lo que se sitúa solo 2.000 millones por debajo de la que tenía la compañía al inicio del 'dieselgate'.

90.000 millones en coches convencionales

Matthias Müller ha anunciado en la presentación de resultados en Berlín que la ofensiva en vehículos eléctricos de la compañía prevé 16 fábricas con estos coches a final del 2022 frente a las tres plantas en las que se ensamblan turismos propulsados por baterías en la actualidad. De momento, el mapa de esas plantas no incluye las factorías de Navarra y Martorell, aunque Müller ha dicho que la asignación de alguna versión de baterías "dependerá del desarrollo del mercado eléctrico de España". Las marcas de Volkswagen tendrán 80 modelos eléctricos en el 2025. La ofensiva eléctrica y de nueva movilidad prevé 6.600 millones de inversión este año y 34.000 millones hasta el 2022.

Sin embargo, Müller ha advertido de que no pueden "olvidar" los coches con motores diésel y de gasolina, que concentrarán una inversión de 20.000 millones este año y de 90.000 millones en cinco ejercicios y "jugarán un papel importante en las próximas décadas".

Reestructuración de las plantas de componentes

Para generar los recursos necesarios para afrontar las cuantiosas inversiones de Volkswagen, Matthias Müller ha anunciado un plan de mejora de la eficiencia de las 56 plantas de componentes del grupo, en las que trabajan 80.000 empleados. Entre esas fábricas se encuentra la de Seat Componentes de El Prat, que produce cajas de cambio. A la espera de que el grupo dé más detalles, el presidente ha asegurado que en el "realineamiento" de la división de componentes no se prevé por ahora la venta de estas factorías.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.