Ir a contenido

La Hacienda catalana afloró el año pasado el 15,7% más de fraude

La Agència Tributària de Catalunya duplicó la cantidad obtenida mediante recaudación ejecutiva

Agustí Sala

Albert Castellanos, secretario de Hacienda de la Generalitat, esta mañana.

Albert Castellanos, secretario de Hacienda de la Generalitat, esta mañana. / JOSEP RAMON TORNÉ (ACN)

La Hacienda catalana afloró el año pasado un total de 196,8 millones de euros procedentes de fraude fiscal, lo que supone el 15,7% más que en el ejercicio anterior, pero cerca de los 190,39 millones del 2016.

Destaca la cantidad obtenida mediante recaudación ejecutiva, que se situó en 33,3 millones, en torno al doble del ejercicio anterior.

Este efecto se produce gracias a la progresiva asunción de competencias en recaudación de deudas pendientes de los contribuyentes con la Admninistración, para lo que la Agència Tributària de Catalunya (ATC) firmó convenios con entidades como el Servei Català de Trànsit o el Ayuntamiento de Barcelona.

Por ámbitos de actuación, la mayor suma de fraude aflorado correspondió al áera de inspección, con 75,4 millones. Destaca la deuda descubierta en el impuesto de sucesiones, con 40 millones.

La ATC subraya que el 69% del fraude descubierto se concentró en los impuestos de sucesiones y donaciones y en el de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (ATP y AJD).