Ir a contenido

NUEVOS NEGOCIOS

'Start-ups' con enfoque social

El reciente salón 4YFN incluyó proyectos que tienen un objetivo no solo económico

Guillem Tapia

Equipo de Ciclogreen, una de las start-ups sociales presentes en 4YFN.

Equipo de Ciclogreen, una de las start-ups sociales presentes en 4YFN.

El enfoque social de una ‘start-up’ puede ser un plus a la hora de atraer inversión. Algunos fondos en España, por ejemplo, están especializados en compañías cuya actividad tenga un retorno positivo en la sociedad. El 4 Years From Now (4YFN) no es una excepción, y las compañías con proyectos sociales tienen su cuota de protagonismo. No obstante, la responsabilidad social de los proyectos de poco sirve si las empresas no son –o no tiene planes realistas de serlo en el futuro– rentables.

Esto es algo que tienen claro en Ciclogreen, una plataforma que trata de inculcar entre la ciudadanía hábitos de movilidad más sostenibles y menos contaminantes a través de premios. Esta ‘start-up’ monitoriza a través de una ‘app’ el movimiento de sus usuarios y, en función de la distancia recorrida, les otorga unos puntos que se pueden canjear por recompensas. Los clientes de Ciclogreen son empresas e instituciones que quieren reforzar su reputación y su compromiso con la sostenibilidad medioambiental.

La compañía ya tiene como clientes a empresas como Telefónica Seur y también a instituciones como la Universitat Autònoma de Barcelona, la Diputación de Granada y los Ayuntamientos de Madrid, Cuenca y Sevilla. Además, Ciclogreen tiene un segundo enfoque comercial, basado en recabar los patrones de movimiento de sus usuarios, una información que es de gran interés para los consistorios ya que sirve, entre otras cosas, para ajustar los trazados de los carriles bici en las urbes. La ‘start-up’ facturó 50.000 euros en 2017 y en el mes de marzo cerrará su primera ronda de financiación en la que, entre otras entidades, participará Ship2B, la aceleradora social que ha impulsado el proyecto.

Plataforma anti-bullying

Otro de los proyectos de cariz social presentes en el 4YFN es Same. Los emprendedores que lo dirigen han puesto su foco en uno de los fenómenos más deleznables que suceden en las escuelas: el bullying. Con la aparición de las redes sociales, el acoso escolar ha dado el salto al plano digital, donde es todavía más incontrolable si cabe.

El 'software' desarrollado por Same se integra en el perfil de Facebook de sus usuarios, previa autorización de estos, y monitoriza su actividad. A través de algoritmos, detecta si el usuario está manteniendo una conducta que pueda ser considerada acoso y, en caso afirmativo, avisa a los padres. Las alertas se llevan a cabo, eso sí, sin entrar en muchos detalles para mantener la privacidad de los niños.

Para llegar a tantos estudiantes como sea posible, Same ha alcanzado un acuerdo con la plataforma de gestión educativa Clickedu, que fomentará que se implante el sistema anti-bullying en su red de 600 escuelas. Same todavía no se ha constituido como empresa, pero lo hará próximamente con un capital de 120.000 euros que aportarán Encamina –el socio tecnológico de la ‘start-up’– Clickedu y los propios socios fundadores.

0 Comentarios
cargando