Ir a contenido

LAS TAREAS PENDIENTES

Sacar a España del déficit excesivo y privatizar Bankia, los retos para el nuevo ministro

Ramón Escolano deberá completar la venta del banco público antes de finalizar el 2019 o retrasar la decisión

El sustituto de Guindos deberá nombrar un nuevo gobernador del Banco de España antes de junio

Rosa Maria Sánchez

El nuevo ministro de Economía, Román Escolano, en una imagen del 2014, como vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones.

El nuevo ministro de Economía, Román Escolano, en una imagen del 2014, como vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones. / EFE / Luca Piergiovanni

El nuevo ministro de Economía, Román Escolano, llega al Gobierno a mitad legislatura (en principio, hasta junio del 2020) con dos tareas principales sobre la mesa. La más inmediata, la de pilotar la posible salida de España de la discicplina europea del Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE) esta misma primavera, como desea el Gobierno español.

Además, a corto y medio plazo, el sustituto de Luis de Guindos deberá conducir la definitiva privatización de Bankia, un proceso que dará la medida final del coste definitivo para los ciudadanos del rescate bancario, en función de las ayudas que no hayan podido ser recuperadas. El nuevo plazo que se ha fijado el Gobierno para privatizar el 60,63% de la entidad en manos públicas abarca hasta finales del 2019. Escolano debera pilotar este proceso o bien volver a ampliar el plazo dado, según la posibilidad apuntada desde el propio Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Antes que todo, Escolano deberá designar su propio equipo, que incluye la Secretaría General del Tesoro. Y todo ello, sin olvidar el intento de mejorar las relaciones de su Departamento con el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro, tras las conocidas discrepancias durante la época de Guindos.  

Sector financiero

Otra de las tareas urgentes sobre la mesa será la designación de un nuevo gobernador o gobernadora del Banco de España que sustituya a Luis María Linde, cuyo mandato de seis años vence en junio.

En la arena financiera, Escolano también tiene en horizonte el devenir de las reclamaciones judiciales de inversores damnificados por la liquidación del Popular y su posterior venta al Santander.

En la agenda también quedarán incorporadas algunas de las tareas en las que su antecesor apenas avanzó. La ambición del Gobierno de poner en marcha un plan para  impulsar el tamaño de las empresas quedó reducido a un simple informe presentado por Guindos a finales de julio pasado. El ya exministro tampoco logró el objetivo del Gobierno de una reforma profunda de los servicios y colegios profesionales.

En el Congreso de los Diputados, además, está pendiente de tramitación la nueva ley de crédito hipotecario así como la reforma de los organismos reguladores.

UGT y CCOO han animado al nuevo ministro a "revertir la política" de Guindos, a favor de un "crecimiento inclusivo", que sirva para "restañar las heridas de la crisis y la política de recortes impuesta". La patronal CEOE, por su parte, ha saludado la experiencia europea del nuevo ministro y la banca ha expresado su "plena disposición" para trabajar con él. Desde la federación de autónomos ATA se ha subrayado "el buen recuerdo" que dejó en el colectivo su labor como presidente del ICO.

  

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.