Ir a contenido

absentismo

Unos 247.000 empleados faltan cada día al trabajo sin justificación

La firma de colocación Randstad calcula que tiene un coste anual de 15.173 millones

P. A.

El consejero delegado de Randstad, Jacques van den Broek.

El consejero delegado de Randstad, Jacques van den Broek.

Una media de unos 247.000 empleados faltaron a su puesto de trabajo sin justificación cada día durante el tercer trimestre del año pasado, según un estudio de la firma de colocación Randstad elaborado a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). La compañía holandesa estima que ese absentismo, de mantenerse durante todo un año, tiene un coste para las empresas de unos 15.173 millones de euros

En el informe presentado este martes, se sostiene que las bajas no justificadas hacen perder el 1,3% de las horas de trabajo pactadas. En los años más duros de la crisis, el nivel era solo unas décimas inferior, lo que hace pensar que se trata de una situación estructural. Catalunya es la comunidad con mayor concentración de bajas injustificadas, 101.027 por jornada, lo que según la firma tiene un coste anual de 3.181,9 millones.

La firma ha explicado que las comunidades del norte tienen un mayor porcentaje de horas perdidas porque tienen una presencia mayor de empresas de los sectores donde se produce más absentismo. Son actividades como la fabricación de vehículos (3,14%), el refino de petróleo (2,94%), las sanitarias (2,48%), la fabricación de material de transporte (2,11%) y los correos (2%).

Por sectores

El estudio mide el sector privado, salvo la agricultura y el trabajo que crean los hogares. En el sector público, el absentismo no justificado se sitúa por encima de la media, en el 1,72%. Los niveles más bajos se dan en actividades como el transporte marítimo (0,64%), la seguridad e investigación (0,62%), el cuero y el calzado (0,58%), el alquiler (0,55%), la reparación de vehículos (0,55%), la construcción (0,42%) y la descontaminación y gestión de residuos (0,38%).

El informe también apunta que las bajas médicas hacen que unos 577.000 empleados falten al trabajo cada día, con un coste de 35.016 millones de euros entre impactos directos (salario, Seguridad Social y contratar sustitutos) e indirectos (mayor carga de trabajo del resto de empleados, tiempo dedicado a formar al sustituto y pérdida de calidad de la producción). En total son unas 824.000 bajas y 50.190,7 millones.

Para disminuir estas cifras, Randstad pide una mayor concienciación de empresas y trabajadores y que el Gobierno legisle para limitar la jornada laboral y fomentar la conciliación, la flexibilidad horaria y la formación, así como que impulse un plan nacional de lucha contra el empleo no declarado y el fraude. 

0 Comentarios
cargando