Ir a contenido

JUICIO EN LA AUDIENCIA DE BARCELONA

Dos años y cuatro meses de prisión para el expresidente de la Seda

Rafael Español reconoce haberse apropiado de fondos de la empresa y llega a un pacto con la fiscalía

La acusación pública rebaja considerablemente la pena incial de 13 años y nueve meses que solicitaba

J. G. Albalat

Los cuatro acusados en el juicio de La Seda, el pasado día 27 de febrero.

Los cuatro acusados en el juicio de La Seda, el pasado día 27 de febrero. / RICARD CUGAT

El expresidente de La Seda Rafael Español ha sido condenado este martes a dos años y cuatro meses de prisión por apropiación indebida tras haber pactado con la fiscalía y admitir la simulación de dos contratos de préstamo a una sociedad para el desvío de más de 18 millones de euros. Es la tercera vez que el exalto directivo de la compañía llega a un acuerdo con la fiscalía para evitar el juicio. La acusación pública solicitaba inicialmente para el exejecutivo 13 años y nueve meses de prisión.

La vista celebrada en la Audiencia de Barcelona ha durado el tiempo justo para que los abogados, el que fuera máximo directivo de la compañía y los otros dos imputados, condenados a un año y 11 meses de prisión, ratificaran el acuerdo. Un cuarto investigado ha sido exculpado y el quinto, Aurelio González Isla Massip, que era director general corporativo de La Seda, no ha sido juzgado, al haberse declarado su "demencia sobrevenida" por la grave dolencia que padece. El acuerdo entre las defensas, la fiscalía y las acusaciones ha sido posible después de que los inculpados hayan devuelto una parte del dinero defraudado. A pesar de ello, La Seda se reserva la posibilidad de ejercer  acciones civiles para reclamar el resto de la deuda.

El fiscal Óscar Serrano ha modificado su escrito de acusación inicial y ha rebajado la pena que reclamaba. Así, ha retirado el delito de estafa y les ha atribuido uno continuado de apropiación indebida en concurso con otro de falsedad. Este hecho y la aplicación de las atenuantes de reparación del daño (devolución de una parte de la cantidad desviada) y dilaciones indebidas, le ha permitido disminuir su petición de condena. Tras la aceptación por parte de los acusados, el tribunal de la Sección Sexta de la Audiencia de Barcelona ha dictado sentencia de conformidad 'in voce' . Los magistrados deberán decidir sobre si Español ingresa o no en la cárcel, ya que la pena impuesta supera los dos años de prisión. La defensa de los otros dos imputados han solicitado la suspensión de la ejecución de la condena y la fiscalía no se ha opuesto.

Simulación de contratos

El fiscal sostiene que Español y el resto de implicados "simularon" en febrero del 2008, con la aparente intención de diversificar el negocio y la reconversión industrial de la actividad textil de La Seda a otras actividades, un contrato con la mercantil Jatroil para otorgarle un préstamo participativo por importe de 2,4 millones de euros.

El pacto aparentaba la realización de un proyecto de investigación en cultivos agroenergéticos para la producción de biocombustible. Desde La Seda solo se entregaron 780.000 euros. Pocos días más tarde, los acusados simularon una ampliación de capital de Jatroil.

El segundo contrato bajo sospecha data del 28 de marzo del 2008. A raíz de este acuerdo, La Seda dio a Jatroil otro préstamo de 17,4 millones de euros para la búsqueda de terrenos para el cultivo de plantas para biocombustible. Una parte del dinero se la quedó Jatroil y 14,4 millones los  traspasó a otra sociedad, causando un perjuicio económico a La Seda. La fiscalía apunta que la finalidad perseguida a través de estas operaciones "simuladas o ficticias" era "desviar fraudulentamente" cantidades de dinero de La Seda.

Temas: Estafas Empresas

0 Comentarios
cargando