Ir a contenido

Rajoy intenta zafarse de la presión por las pensiones con un pleno monográfico

Las protestas de los pensionistas, con el apoyo de la oposición, hostigan al Gobierno y amenazan los resultados electorales del PP

El presidente prevé aprobar los Presupuestos el 23 de marzo y exhibe optimismo después de que Sánchez le pidiese elecciones

El Periódico

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy en una reciente conferencia de prensa en Bruselas. 

El presidente del Gobierno Mariano Rajoy en una reciente conferencia de prensa en Bruselas.  / Horst Wagner (EFE)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha avanzado este jueves que comparecerá a petición propia en los próximos días ante el Congreso de los Diputados para debatir sobre el futuro de las pensiones. El líder del PP quiere hacer frente así al chaparrón de las movilizaciones por la exigua subida de las prestaciones registrado estos días y que vuelve a reproducirse este jueves. La oposición se ha subido al carro del descontento, ha presentado propuestas para aumentar más las pensiones y amenazaba con llevarle a la Cámara baja. Con su decisión, Rajoy se adelanta e intenta zafarse de un cerco que preocupa en el PP debido a que un grueso importante de sus votantes procede de este ámbito, en un contexto en el que las encuestas apuntan que Ciudadanos puede hacerle un roto considerable.  

"Hoy voy a pedir comparecer en el Congreso para tener un debate sobre las pensiones. Todos dicen que hay que subir las pensiones. Yo voy a pedir comparecer para un debate monográfico, en 10 o 12 días. Me lo ha pedido Podemos para hablar de la sostenibilidad de las pensiones pero yo quiero hacer un debate general, explicar de donde se saca el dinero para las pensiones, que proponen unos, que han hecho otros", ha explicado Rajoy en una entrevista en el 'Programa de Ana Rosa'.

A la pregunta de si va a lanzar una propuesta novedosa, el presidente del Gobierno ha vuelto a responder con evasivas: "Lo que tengo que proponer y pensar es en el medio y largo plazo, en mantener el sistema para medio y largo plazo. Para eso se necesita tener personas trabajando", ha dicho. Esta semana Cristobal Montoro respondió a la presión con el anuncio de rebajas fiscales para las personas más mayores.

El PSOE ha reaccionado poco después, tachando la pretensión de Rajoy de acudir a las Cortes de "insuficiente". A juicio de su portavoz parlamentaria, Margarita Robles, el presidente del Gobierno irá a la Cámara baja "a rastras". A falta de conocer el formato de la intervención de Rajoy, porque todavía no ha sido comunicado a la Mesa del Congreso, los socialistas reclaman que no sea una mera comparecencia, sino un pleno que incluya propuestas de resolución. En él, el PSOE quiere trasladar sus iniciativas sobre revalorización de las pensiones con arreglo al Índice de Precios al Consumo (IPC)  y sobre la creación de impuestos a la banca y a las transacciones financieras para costear estas prestaciones.  Podemos también ha pedido que la comparecencia tenga este formato. 

PGE, el 23 de marzo

De concretarse la propuesta de Montoro, se incluiría en los Presupuestos Generales del Estado (PGE), que Rajoy ha manifestado que quiere aprobar en el Consejo de MInistros el día 23 de este mes. El presidente ha señalado que el Ejecutivo aún no ha cerrado un acuerdo con el PNV y Cs para su posterior aprobación en el Congreso, pero se ha mostrado confiado: "Hay buena disposición para intentar llegar a un acuerdo", ha manifestado. 

El optimismo de Rajoy llega después de que el miércoles Pedro Sánchez endureciera su postura y solicitara al presidente que convoque elecciones si no es capaz de aprobar las cuentas. "Debería ser más prudente y apostar por el equilibrio y la estabilidad", ha respondido el líder del PP.

Asimismo, ha rechazado que la fuerza de Albert Rivera vete a la senadora Pilar Barreiro, investigada por corrupción, como condición para pactar. "Vamos a ver qué dice el Supremo, pero hacer depender los Presupuestos de que dimita una senadora, no me parece justo", ha manifestado. 

Por último, respecto al relevo del ministro de Economía, Luis de Guindos, candidato a la vicepresidencia del BCE, el jefe del Ejecutivo ha insistido en que se conocerá la próxima semana. Rajoy no ha querido dar pistas sobre su elección y ha revelado, incluso, que la persona designada "aún no lo sabe".