Ir a contenido

nuevas empresas

Negocios para mejorar la salud

Varias 'start-ups' muestran en el 4YFN soluciones relacionadas con el mundo sanitario

Guillem Tapia

Actividad en el salón 4YFN, en el marco del Mobile World Congress, ayer.

Actividad en el salón 4YFN, en el marco del Mobile World Congress, ayer. / FERRAN SENDRA

Las ‘start-ups’ que utilizan la tecnología para dar respuestas a problemas de salud tienen un papel destacado en el Four Years From Now (4YFN). Un buen ejemplo de como las innovaciones técnicas pueden contribuir a la detección de patologías es la pulsera inteligente de Rithmi, que es capaz de detectar casos de fibrilación articular, una de las arritmias cardíacas más comunes y que puede causar el ictus.

El ‘wearable’ de esta compañía valenciana, que ya ha sido testado en el Hospital privado de Valencia y el Hospital La Fe de Valencia, mide la intensidad de la luz reflejada por la superficie de la piel y la concentración de los hematíes y, a partir de estas variables, determina cuándo se produce cada latido del corazón. En caso de que los datos recogidos presenten alguna anomalía, se activan las alarmas.

Actualmente el dispositivo de Rithmi se encuentra en fase de estudio clínico en los hospitales catalanes de Vall d’Hebron y Can Ruti. Según Óscar Lozano, fundador y consejero delegado de la compañía, el producto estará listo para comercializarse en 6 meses, y su precio de venta será de unos 240 euros bajo prescripción médica.

Otra ‘sart-up’, en este caso catalana, que basa su modelo de negocio en un ‘wearable’ es Biel. Esta compañía de apenas unos meses de vida busca financiación para acabar de diseñar y comenzar a fabricar su producto: unas gafas inteligentes que permitan mejorar la percepción visual. Jaume Puig, consejero delegado de Biel, fundó la empresa para dar una solución a aquellas personas que padecen deficiencias visuales que no tienen un origen óptico y, por tanto, no puede corregirse con lentes convencionales o cirugía.

Estas gafas utilizarán la tecnología de realidad virtual para asistir a los pacientes en tareas del día a día que, de otra forma, tendrían dificultades para llevar a cabo. La compañía, que todavía está en una fase incipiente, prevé tener un primer prototipo en septiembre de 2018 y comenzar a comercializar el producto a finales de 2019.

Potencial ahorro millonario

Mediktor es una de las numerosas compañías que, tras haber tenido una experiencia satisfactoria en ediciones anteriores del 4YFN, repite este año. Su tecnología de “symptom checker” es capaz de interpretar, a través de la inteligencia artificial, los síntomas introducidos en su plataforma por los pacientes y realizar un primer diagnóstico. El software desarrollado por esta ‘start-up’ presenta un ratio de acierto del 91%, según datos de la propia compañía.

Si esta tecnología se popularizara facilitaría la descongestión del sistema sanitario y podría suponer un ahorro millonario para las harcas públicas. Uno de los principales clientes de Mediktor es la aseguradora DKV, que utiliza el 'software' de la ‘start-up’ para los diagnósticos telemáticos. Cristian Pascual, cofundador de la compañía, confía en facturar más de un millón de euros este año.  

0 Comentarios
cargando