Ir a contenido

nombramiento

La Eurocámara despeja el camino de Guindos al BCE

La comisión de asuntos económicos considera al ministro español apto para el puesto de vicepresidente de la institución monetaria

Silvia Martinez / Bruselas

Luis de Guindos, nuevo vicepresidente del BCE.

Luis de Guindos, nuevo vicepresidente del BCE. / SUSANA VERA (REUTERS)

Las dudas no han desaparecido del todo. Ni el procedimiento seguido, ni la falta de equilibrio de género en la terna de candidatos, ni que el candidato escogido sea un político en activo satisfacen a algunos grupos del Parlamento Europeo, pero el grueso de eurodiputados de la comisión de asuntos económicos han optado este martes por despejar el camino de Luis de Guindos hacia la vicepresidencia del Banco Central Europeo. El dictamen de opinión, que considera que el ministro español es apto para el puesto y debe todavía ser avalado por el pleno, ha salido adelante con 27 votos a favor, 14 en contra y 13 abstenciones.

Guindos, titular de economía en el Gobierno de Mariano Rajoy desde hace seis años, salió bastante airoso del examen público al que le sometió este pasado lunes la comisión parlamentaria encargada de evaluar sus competencias para un puesto que dejará libre el portugués Vitor Constancio el próximo 31 de mayo. Pocos eurodiputados le pusieron en aprietos y el todavía ministro consiguió superar la prueba con menos problemas de los que se preveían en un principio.

Y es que esta misma comisión ya examinó a puerta cerrada hace unas semanas a los dos candidatos propuestos inicialmente por el Eurogrupo y concluyó, por el contrario, que el segundo candidato en la terna presentada por el Eurogrupo, el irlandés Philip Lane, fue más convincente en sus explicaciones. Irlanda decidió, sin embargo, retirar a última hora al gobernador del Banco de Irlanda de la carrera por el puesto en la cúpula del BCE y allanar el camino a Guindos que fue el escogido por el Eurogrupo y el Ecofin. El español parece que no tendrá mayores problemas para superar un trámite parlamentario que, si no hay problemas de última hora, le convertirá en el lugarteniente de Mario Draghi a partir del 1 de junio en Frankfurt.

En este cambio de postura de la comisión económica de la Eurocámara ha sido clave la posición de los socialistas españoles que anunciaron su intención del pasar del 'no' a una abstención crítica. Entre los que no le han secundado, tal y como estaba previsto, han estado los Verdes y la Izquierda Europea mientras que su familia política, el PPE, los conservadores británicos y los liberales le han dado su apoyo.

Dictamen no vinculante

No obstante, la satisfacción en las filas de los socialistas tampoco es total. “No ha respondido a muchas preguntas que se le han planteado. Ha sido evasivo y obviamente no tiene idea de donde quiere ir o cual debe ser la política monetaria en los próximos años”, se lamentaba el lunes tras la audiencia pública celebrada en Bruselas la portavoz económica del grupo de los Socialistas y Demócratas, la francesa Pervenche Beres. A iniciativa suya la resolución la comisión de asuntos económicos ha incluido un considerando adicional en el que expresan su preocupación por el equilibrio de género, por el proceso de selección y por la independencia política lo que requiere “que el Consejo abra un diálogo con el Parlamento sobre cómo mejorar el proceso para los futuros nombramientos”. 

Dicho de otro modo, Guindos supera la prueba pero o el Ecofin da garantías de que habrá cambios en el procedimiento ante los futuros recambios en la cúpula del BCE que están por venir o amenazan con dar marcha a trás en el pleno y dar un dictamen negativo. "No respeta el espíritu del tratado. Hubo una audiencia informal en la que evaluamos la calidad de los dos candidatos y eso no ha tenido ningún tipo de resonancia en el debate. Se trata de un nombramiento muy importante en el BCE y otros que se avecindad. Consideramos que este procedimiento tiene que cambiar", ha avisado Beres.

El dictamen de opinión de la Eurocámara, que se pronunciará en pleno el próximo 14 de marzo, lo mismo que el que debe emitir el BCE, previsto para el 8 de marzo, no son vinculantes pero sí necesarios para que los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE den su visto bueno definitivo al nombramiento en la cumbre del 22 de marzo.

0 Comentarios
cargando