Ir a contenido

Crisis de una empresa

CCOO acusa al director de Unipost de ser el único responsable de la liquidación

El cierre supone la pérdida de empleo de 2.400 trabajadores directos y de centenares indirectos

El Periódico

Agentes de la Guardia Civl en la sede de Unipost en LHospitalet el pasado mes de septiembre.

Agentes de la Guardia Civl en la sede de Unipost en LHospitalet el pasado mes de septiembre. / FERRAN SENDRA

CCOO ha considerado que el director de Unipost, Pablo Raventós, es el único responsable de la liquidación y el cierre de la empresa, por lo que ha asegurado que emprenderá acciones legales contra él, según ha informado este lunes el sindicato en un comunicado.

La organización ha recalcado que lleva denunciando desde hace años públicamente y en los tribunales las "malas prácticas" de la dirección de Unipost y ha agregado que ésta no ha planteado un plan estratégico real y ha cargado la viabilidad de la empresa en los recortes.

En concreto, el sindicato ha acusado a Raventós de "dilapidar la empresa con su nefasta y nula gestión prolongada desde hace más de siete años", por lo que ha decido emprender acciones legales contra él, después de conocer este lunes que la administración concursal ha iniciado la fase liquidación de Unipost.

Asimismo, ha lamentado que el Gobierno "haya dejado morir a la compañía sin impulsar iniciativa o proyecto alguno que buscase su viabilidad".

PÉRDIDA DE EMPLEOS

La organización ha subrayado que el cierre de Unipost supone la pérdida de empleo de alrededor 2.400 trabajadores directos y de centenares indirectos, lo que obligará a recomponer el sector postal español y tendrá un "claro" impacto en su atomización, desarticulación y precarización.

En concreto, la administración concursal ha realizado dos expedientes de regulación de empleo (ERE) que han supuesto el despido de 801 trabajadores y el cierre de 24 centros, por lo que la plantilla ha quedado reducida a alrededor 1.300 empleados.

En referencia a los empleos indirectos, el sindicato ha destacado los de la plantilla de Suresa, compuesta por cerca de un centenar de trabajadores distribuidos en cinco oficinas en Sabadell, Mataró, Sant Boi de Llobregat (Barcelona), Oviedo y Gijón, a los que ya se les adeudan pagas extras y nóminas.

0 Comentarios
cargando