Ir a contenido

tributos

El Gobierno quiere controlar la tributación de los negocios digitales

Rajoy anuncia una regulación para evitar que las actividades económica en internet sean una fuenta de elusión fiscal

El Periódico

Un comprador, con un bolsa de Amazon.

Un comprador, con un bolsa de Amazon. / Elaine Thompson (AP)

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado que el Gobierno preparará una regulación que garantice que los negocios digitales tributen por la actividad y beneficios que obtengan en España aunque su domicilio fiscal esté en otro país.

En su intervención en la convención sobre pymes y autónomos organizada por el PP, Rajoy ha recordado algunas medidas puestas en marcha para avanzar en la transformación digital de la economía, un día después de la creación del grupo interministerial que trabajará en este campo.

Y tras recordar varias medidas ya adoptadas ha prometido que se regulará la fiscalidad para evitar el uso de los entornos digitales "como fuente de elusión tributaria". "No vamos a consentir que se alteren las reglas de competencia entre los nuevos negocios digitales y los negocios tradicionales", ha añadido.

Y ha recalcado que un negocio digital "pagará impuestos en España sea donde sea su domicilio" y tributará por las "actividades y beneficios que reciben en España, y no en Luxemburgo".

Diferente tributación

A pesar de las disparidades entre los países de la Uión Europea (UE), los negocios de la economía digital están sujetos a un tipo impositivo efectivo del 8,5% frente al 20,9% de las empresas más tradicionales locales o el 23,2% de las multinacionales, según el estudio del Ejecutivo comunitario. 

En España, Amazon, Apple y otras empresas de este tipo pagaron en el 2016 unos 27 millones de euros en concepto del impuesto de sociedades, un 70% más que en el 2015, pero aún está por debajo de lo que las autoridades tributarias consideran que debería ser. Pese a que se han producido algunos cambios, parte de las ventas reales de estas empresas se derivan hacia sedes en zonas de tributación mucho más ventajosa, como Irlanda o Luxemburgo, mediante complejas estructuras societarias.

Y es que las normas tributarias actuales "fueron diseñadas para una economía tradicional y no pueden capturar actividades que se basan de forma creciente en activos intangibles y datos", destaca el informe comunitario. Estas características facilitan las transacciones 'on line' sin presencia física. La Comisión alerta de que las medidas unilaterales por países, por su parte, amenazan con crear "nuevos obstáculos y escapatorias en el mercado único". Es por esta razón que Hacienda no ha querido hasta ahora establecer un impuesto temporal. El departamento de Cristóbal Montoro está a la espera de los avances que se hagan en los trabajos que lleva a cabo la OCDE y los principales países europeos para acordar un nuevo sistema de tributación que haga que los gigantes de internet paguen los impuestos allá donde recogen los n¡beneficios.

En este sentido, la Hacienda española sigue con su estrategia de controles y regularizaciones en la medida de lo posible, a la espera de que esos acuerdos internacionales. La principal filial de Amazon en España, Amazon Spain Services, pagó en el 2017 una multa de 2,2 millones tras una inspección que afectó a los ejercicios del 2010 y el 2011. Algo similar le sucedió a Oracle.

0 Comentarios
cargando