Ir a contenido

sector bancario

El Popular registró pérdidas de 13.560 millones en el 2017

La mayor parte de los números rojos corresponden a la venta de la cartera inmobiliaria del banco

Max Jiménez Botías

El expresidente del Banco Popular, Ángel Ron, durante la presentación de resultados del 2016.

El expresidente del Banco Popular, Ángel Ron, durante la presentación de resultados del 2016. / Emilio Naranjo / EFE

El Banco Popular contabilizó perdidas por importe de 13.560 millones de euros en 2017, según consta en el informe financiero anual de Banco Santander, remitido este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este resultado se ha producido después de que la Junta Única de Resolución (JUR) y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) resolvieran la entidad a comienzos de junio ante su falta de liquidez, lo que propició su adquisición por Banco Santander al precio simbólico de un euro.

Las cuentas del primer semestre de Banco Popular  ya arrojaban unas pérdidas por encima de los 3.000 millones de euros que hicieron anticipar al Santander en la presentación de resultados semestrales que acabaría el año con números rojos de 12.218 millones de euros. Los datos que se dan a conocer este viernes, aumenta la cifra en algo más de 1.000 millones de euros.

La mayor parte de estas pérdidas se corresponden con las dotaciones inmobiliarias que realizó Santander tras la adquisición de la entidad. En la operación de venta de la mitad del ladrillo de Popular a Blackstone, Santander aplicó un descuento de entorno al 70% sobre el valor en libros de estos inmuebles. En el informe remitido este viernes estas pérdidas figuran como deterioro del valor de inversiones de sociedades dependientes, negocios conjuntos o empresas asociadas por los que la entidad tuvo un resultado negativo de 5.186 millones en el 2017 (la mayor parte correspondientes a la primera parte del año), frente a los 156 millones del ejercicio anterior. Además, tuvo un deterioro por activos intangibles de 741 millones de euros, a lo que hubo que sumar unas pérdidas de 1.790 millones por activos no corrientes y su resultado de explotación fue negativo, al perder 3.950 millones, cifra prácticamente igual a la del 2016.

0 Comentarios
cargando