Ir a contenido

cargos en Europa

La Eurocámara se inclina por Lane en vez de Guindos para el BCE

La mayoría de los grupos políticos consideran que la presentación del irlandés fue más "convincente" que la del ministro español

Silvia Martinez / Bruselas

El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa del miércoles.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa del miércoles. / JOSÉ LUIS ROCA

La Eurocámara no apoya al ministro de Economía español, Luis de Guindos, en sus aspiraciones a conseguir un sillón en el Banco Central Europeo. Luis de Guindos puede ser el gran favorito de los gobiernos europeos al puesto de vicepresidente del Banco Central Europeo, que quedará vacante el 31 de mayo cuando expire el mandato del portugués Vitor Constancio. Pero de momento el preferido del Parlamento Europeo es su contrincante, el gobernador del Banco Central de Irlanda, Philip Lane.

Ambos se enfrentaron este pasado miércoles, por separado, a un examen informal en la comisión de asuntos económicos del Parlamento Europeo. Y a tenor del balance realizado por su presidente, el italiano Roberto Gualtieri, el vencedor de este primer asalto no es Guindos sino Lane. “Ambos candidatos hicieron una buena presentación” pero “la mayoría de los grupos políticos consideran que la actuación del gobernador Lane fue más convincente”, ha explicado el italiano a través de un comunicado sobre un encuentro al que asistieron menos de una decena de eurodiputados, muchos de ellos españoles.

Durante el encuentro, algunos grupos expresaron “sus reservas” al nombramiento de Guindos como próximo vicepresidente del organismo monetario de la Eurozona. Así se lo ha transmitido Gualtieri  por teléfono al presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, y al presidente del Ecofin, el ministro búlgaro de finanzas Vladislav Goranov, que deberán nominar y aprobar este 19 y 20 de febrero al candidato, que posteriormente deberá ser avalado por los Jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre europea del 22 de marzo.

Opinión no vinculante

El papel del Parlamento Europeo en la nominación de los altos cargos del BCE no es vinculante pero su decisión sí tiene cierta relevancia porque de no aceptar al candidato la cámara podría retrasar su nombramiento como ya hizo en 2012, cuando pidió mujeres en la lista de candidatos y los gobiernos presentaron al luxemburgués Yves Mersch que finalmente tuvo que esperar más de medio año para mudarse a Frankfurt.

La historia podría ahora repetirse de nuevo y es que de nuevo la comisión de asuntos económicos ha lamentado la ausencia de mujeres en la terna. Una reclamación que consideran clave para avanzar hacia el equilibrio de género en este organismo, en el que solo 2 de los 25 altos cargos hoy día son mujeres. Algo que para Verdes y Socialistas, los que más han criticado la candidatura de Guindos, es inaceptable.

“Este proceso no tiene normas. Es todo muy informal y el Ecofin podría abrir un nuevo proceso de ronda de candidatos si por ejemplo ninguno de los dos nos convence y así se lo trasladamos al Eurogrupo”, reclamaba este miércoles Ernest Urtasun, de Catalunya en Comú y uno de los insatisfechos con el proceso y con cómo ha gestionado España la candidatura para recuperar la silla del BCE que perdió hace cinco años. "Las conclusiones suponen un varapalo para Luis de Guindos" porque "cada vez es más evidente que su candidatura genera dudas en Bruselas y Frankfurt", ha valorado este jueves. Comparte su diagnóstico el socialista Jonás Fernández que también considera que "Luis de Guindos ha fracasado en su examen".

Próxima etapa el lunes

La próxima etapa en el proceso de selección tendrá lugar este lunes en la reunión del Eurogrupo donde Irlanda o España necesitarán sumar el apoyo de al menos 14 de los 19 países de la zona euro que supongan el 65% de la población. Un aval que el gobierno de Mariano Rajoy confía en conseguir sin problemas. Hasta ahora países como Portugal, Malta o Eslovaquia ya han dicho públicamente que apoyan la candidatura española y fuentes del Eurogrupo avanzan que a muchas delegaciones “les gustaría ver un resultado sin voto”.

Es decir, que uno de los dos candidatos renunciase finalmente a presentar su candidatura. “Todavía hay dos candidatos en la carrera. No ha habido cambios”, explican. Una vez que el candidato sea nominado oficialmente el lunes –y avalado el martes por el Ecofin- la Eurocámara celebrará una audiencia que esta vez sí será pública.

0 Comentarios
cargando