Ir a contenido

FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Montoro plantea alargar plazos y bajar intereses a la deuda autonómica

El ministro descarta la posiblidad de quitas en los compromisos de las comunidades con el Estado

Hacienda tranquiliza a los barones del PP contrarios a perdonar cantidades a los territorios

ROSA MARÍA SÁNCHEZ

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, conversa con la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas en el Congreso de los Diputados. 

El ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, conversa con la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas en el Congreso de los Diputados.  / Juan Carlos Hidalgo / EFE

Después de haber abierto la puerta a todo tipo de especulaciones, con gran enfado entre los barones autonómicos del PP, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha puesto algo de claridad en su propuesta de "reestructurar" la deuda autonómica contraída con el Estado en los útlimos años, por más de 225.000 millones de euros.

"No hay quitas posibles", ha dicho Montoro en la tribuna del Congreso de los Diputados, en respuesta a una interpelación sobre financiación autonómica formulada por el diputado de Compromis Enric Bataller. Frente a esta opción --que el ministro ha dejado correr en los últimos años y semanas--, Montoro ha hablado este miércoles con claridad sobre la posibilidad de alagar los plazos de vencimiento de la deuda autonómica contraída con el Estado (en la actualidad es de 10 años) y de renegociar "las condiciones financieras", en alusión a posibles recortes en los ya muy bajos tipos de interés de estas emisiones.

Reestructuración

La aclaración del ministro debe servir para pacificar el rechazo que ha suscitado entre algunos barones el PP, como el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, la posibilidad de condonar cantidades a las comunidades más endeudadas. En lugar de eso, el ministro ha puesto sobre la mesa la posibilidad de renegociar los plazos de la deuda y los tipos de interés.

El ministro ha defendido que "es el momento de debatir sobre qué debemos hacer con las deudas acumuladas" a partir de los mecanismos de financiación que puso en marcha el Gobierno desde el 2012 para "no dejar quebrar a ninguna comunidad autónoma ni a ninguna ciudad". Esta cuestión es lo que Hacienda "ha sometido a debate público", según el ministro. "Eso es lo que toca repensar" sin perder de vista que "las deudas se pagan"; incluso cuando se habla de "quita", pues "las deudas las pagamos entre todos", ha rematado.

El diputado de Compromís, sin embargo, ha insistido en la necesidad de que se reconozca como "ilegítima" la parte de la deuda de Valencia que, según sus cálculos, es consecuencia de la "infrafinanciación" sufrida por esta comunidad en los últimos años y que ascendería a 25.000 millones de euros. Esta cifra representa casi la mitad de los 53.756 millones de euros de deuda que la Comunidad Valencia tiene contraída con el Estado.

Catalunya es la comunidad autónoma con mayor volumen de deuda contraída con el Estado (casi 71.000 millones de euros) a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y los demás instrumentos financieros. Le sigue Valencia (53.756 millones) y Andalucía (35.050 millones). 

Reforma del sistema

En su respuesta al diputado del grupo valenciano de Compromis, Montoro ha cifrado en 28.481 millones de euros los ahorros en pago de intereses obtenidos por las comunidades autónomas acogidas a los mecanismos de financiación del Estado, de los que 6.777 habrían ido a parar a Valencia.

El ministro de Hacienda ha defendido la oportunidad de negociar en estos momentos un nuevo modelo de financiación para las comunidades autónomas, dado el intenso crecimiento de los ingresos tributarios.