Ir a contenido

sentencia

El TSJC reconoce que el amianto causó la muerte de un trabajador de Roca

El tribunal considera que la exposición al asbesto fue determinante para el desarrollo de un mesotelioma pleural

Trozos de uralita, elaborada con fibras de amianto. 

Trozos de uralita, elaborada con fibras de amianto. 

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha reconocido como enfermedad profesional provocada por la exposición al amianto el mesotelioma pleural que en el 2015 causó la muerte de un extrabajador de la fábrica Roca Sanitario de Gavà. En su sentencia, el TSJC confirma un fallo del juzgado de lo social número 32 de Barcelona, que establecía que la mutua de la empresa Roca Sanitario era responsable de la enfermedad que causó la muerte del trabajador -representado por el bufete de abogados Col·lectiu Ronda- y obligaba a pagar a su viuda una prestación derivada de enfermedad profesional.

La sentencia reconoce que, en el ámbito médico, se considera que la causa principal del mesotelioma pleural es el contacto y la inhalación del polvo de amianto, un material que Roca Sanitario importó entre los años 1965 y 1970. Además, el alto tribunal catalán reconoce que entre 1970 y 2001, un año después de que la Unión Europea prohibiera el uso de amianto, Roca Sanitario fabricó zapatas de freno de ferrocarril, unas piezas que principalmente se confeccionaban con ese material considerado tóxico.

Según mantiene la sentencia, hasta diciembre del 2004 Roca Sanitario utilizaba juntas de amianto para fabricar distintos componentes de grifería y, entre los años 1965 y 1970, fue importadora de ese material.

A lo largo de toda su vida laboral, añade la sentencia, el operario fallecido estuvo trabajando en distintas secciones de Roca Sanitario, por lo que concluye que fue la exposición al amianto el origen de la incapacidad permanente absoluta que se le reconoció en el 2014 y que, un año después, provocó su muerte.

0 Comentarios
cargando