Ir a contenido

Brecha salarial

Las mujeres catalanas cobran un 24 % menos que los hombres, según CCOO

Manifestación por la igualdad en Valencia, el 8 de marzo del 2015.

Manifestación por la igualdad en Valencia, el 8 de marzo del 2015. / MIGUEL LORENZO

Las mujeres catalanas cobran anualmente un 24 % menos que los hombres, lo que supone unos 6.500 euros anuales de diferencia entre ambos sexos, según un informe de CCOO. El documento, elaborado a partir de la Encuesta de estructura salarial 2015, apunta a que la brecha salarial apenas se ha reducido en los últimos años. Así, el sueldo medio anual de las mujeres es de 20.946 euros brutos, mientras que el de los hombres es de 27.514 euros.

Si bien la brecha salarial en 2015 descendió dos puntos respecto a los datos de 2014, no fue por una mejora de las condiciones salariales para las mujeres, sino por un aumento de la precarización laboral que acercó a la baja el sueldo al de los varones.  La diferencia en los emolumentos afecta sobre todo a las mujeres procedentes de otros países, que tienen los sueldos más bajos: un 20% menos respecto a los hombres de procedencia extranjera, un 28,9% respecto a las mujeres nacidas en España y un 46,6% menos que el resto de los hombres.

No obstante, mientras que la diferencia salarial en la jornada completa disminuyó en 2015, en el caso de las jornadas parciales se amplió ostensiblemente, ya que era de apenas el 0,5% en 2013 y se agrandó hasta el 7,1% en el 2015. Para interpretar este aumento de la brecha salarial en esta modalidad, los autores del estudio han recordado que un 72% de las personas empleadas a tiempo parcial son mujeres, lo que explica en buena medida la diferencia del 24 % en la comparativa salarial general entre hombres y mujeres.

La secretaria de Mujeres, Diversidades y Políticas LGTBI de CCOO, Alba García, ha explicado que también en el sector público hay brecha, a pesar del "acceso más garantista" y de la regulación existente, sobre todo en los sectores que ocupan más mujeres, a lo que también se añaden dificultades de promoción interna. El sindicato pide, además, la introducción de medidas legales en el sector privado para tratar de abordar el problema.