Ir a contenido

servicio privatizado

ATLL aprieta el acelerador de las inversiones

La concesionaria sobre cuyo futuro debe decidir el Tribunal Supremo ha avanzado en más de la mitad de las obras previstas para 10 años

La sociedad ha contratado 71 millones de euros desde el 2013 del total de 139 millones que ha de realizar hasta el 2023

Agustí Sala

ATLL aprieta el acelerador de las inversiones

Más de la mitad. La sociedad concesionaria Aigües Ter Llobregat (ATLL), que gestiona la distribución de agua para las compañías que la sumistran al área metropolitana de Barcelona y una zona de más de cuatro millones de habitantes, ha contratado desde el 2013 un total de 71 millones de euros entre obras ejecutadas, en ejecución y aprobadas por la Agència Catalana de l’Aigua (ACA), según fuentes de la compañía.

Esta cantidad supone el 51% del total del plan de inversiones en 10 años incluido en el contrato de gestión que la compañía controlada por Acciona se adjudicó en el 2012. Esta operación está actualmente en el Tribunal Supremo, que decidirá si se anula el concurso o lo ratifica, tras invalidarlo el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) en el 2015. En juego están 1.000 millones de euros por la mayor privatización acometida por la Generalitat.  Del total de 71 millones contratados desde el 2013, cuando empezó a operar la nueva sociedad, 39 millones se han desembolsado para pagar obras finalizadas ( 28,5 millones) o la parte certificada por ATLL de la obras en ejecución (10,5 millones).

Supervisión pública

En todo caso, a lo largo del primer quinquenio de la concesión, ATLL ha presentado un total de 30 proyectos por un valor de 84 millones de euros, lo que supone un 60% del plan total, según fuentes de la compañía.  La ACA, que con la privatización se transformó en un ente regulador «con una mayor supervisión pública», controla tanto el plan de inversiones, al que debe dar el visto bueno, como el nivel de la prestación del servicio, que ha superado con nota todos las auditorías. En cuanto a las inversiones, la mayoría se concentraron en los últimos tres años (2015-2017) porque en los primeros dos, la ACA estaba adaptándose al nuevo modelo, según las mismas fuentes.

Algunas obras correspondientes al primer quinquenio se trasladaron al ejercicio actual por instrucciones de la ACA, que es el ente que toma la úlitma decisión. Una de ellas es la rehabilitación de la arteria de la planta del Ter-Trinitat, por un un importe de de 20,5 millones, entre otras.

Hay, además obras presentadas por ATLL en el primer quinquenio pendientes de aprobación por la ACA y otras en fase de redacción por un importe de 12,3 millones. Incluyendo estas, durante la primera mitad del 2018 se habrán presentado 35 proyectos por 96 millones, el 69% del importe total del plan. De todas formas, fuentes de la compañía no descartan superar los 139 millones previstos, siempre que lo autorice la ACA, que es quine tien la última palabra.

0 Comentarios
cargando