Ir a contenido

criptomonedas

El hurto de monedas virtuales de Coincheck en Japón se convierte en el mayor ciberrobo

La firma se compromete a devolver los 430 millones de euros sustraidos a 240.000 clientes

Ejecutivos de Coincheck piden perdón por el robo de criptomonedas en sus servidores.

Ejecutivos de Coincheck piden perdón por el robo de criptomonedas en sus servidores. / AP / TAKUYA INABA

Unos 58.000 millones de yenes (430 millones de euros) de la criptomoneda NEM han desaparecido del mercado de Japón por un supuesto pirateo, informó su operador a última hora del viernes tras suspender su cotización y operaciones. Es el mayor robo en criptomonedas de la historia, tras el de MtGox, en el 2014, en el que cambiaron de manos unos 368 millones de euros en bitcoins. 

Después de una jornada repleta de rumores y especulaciones en el mercado, Coincheck, unas de las principales plataformas de intercambio de criptomonedas de Japón y Asia, anunció que había detectado un acceso no autorizado a su sistema en la madrugada del viernes.

Tras anunciar la desaparición de las criptomonedas, los responsables de la casa de cambio, establecida en 2012, reportaron el caso la Agencia Japonesa de Servicios Financieros y suspendieron todas las operaciones temporalmente y anunciaron que restituirían el dinero a sus clientes, después de que varios cientos de afectados se manifestaran en la puerta de la compañía exigiendo su dinero.

La medida afecta a la retirada, venta y emisión de NEM, así como de otras divisas virtuales, que son legales como medio de pago en Japón. 

Criptomoneda legal

Durante una rueda de prensa, el presidente de Coincheck, Koichiro Wada, se disculpó por el incidente y aseguró que su intención era que los 240.000 clientes afectados recuperen su dinero, además de revelar que la compañía ha iniciado un debate interno sobre la posibilidad de recibir asistencia financiera. Sin embargo, un representante de la compañía, que no ha revelado el tamaño de su base de activos, reconoció que "en el peor de los escenarios" quizá no sea posible devolver a los clientes el dinero robado.

Mt.Gox, en su día la mayor casa de cambio de la criptomoneda, acabó quebrando tras el anuncio de un atraco cibernético que posteriormente se reveló como una supuesta malversación cometida por su propietario, Mark Karpeles. El ejecutivo, que ha intentado reactivar la plataforma, todavía está pendiente de juicios por el caso tras ser demandado por clientes que perdieron sus bitcoins y que recibieron una compensación muy escasa por el robo.

Según el portal especializado CoinMarketCap, la capitalización total de las divisas virtuales cayó alrededor del 10% el pasado viernes, cuando se hizo público el supuesto robo, mientras que el valor de NEM se desplomó un 20%.

0 Comentarios
cargando