Ir a contenido

inversiones

La UE aporta 578 millones para la interconexión eléctrica entre Francia y España

Bruselas aprueba la financiación de 17 proyectos con 873 millones para promover infraestructuras energéticas esenciales

Silvia Martinez / Bruselas

Torre de alta tensión de Red Eléctrica en la ciudad boliviana de El Alto.

Torre de alta tensión de Red Eléctrica en la ciudad boliviana de El Alto. / AP PHOTO /JUAN KARITA

La Unión Europea apoyará con 578 millones de euros el proyecto de interconexión eléctrica entre Francia y España gracias a un cable de 370 kilómetros que cruzará el golfo de Vizcaya y que permitirá duplicar la capacidad eléctrica, pasando de los 2.800 a los 5.000 megawatios. La decisión forma parte del nuevo plan de Bruselas de invertir 873 millones en 17 proyectos de infraestructuras limpias.

La importante cantidad destinada al cable que cruzará el Cantábrico, la ayuda financiera más elevada jamás concedida a un solo proyecto energético a través del Mecanismo Conectar Europea, demuestra que se ha convertido en una absoluta prioridad para Bruselas. La nueva conexión que desarrolla Red Eléctrica de España y la compañía francesa Reseau de Transport d'electricité permitirá, según la Comisión Europea, una mayor integración eléctrica de la península ibérica. El proyecto unirá a través de un cabe submarino de 280 kilómetros de longitud la localidad vizcaina de Gatika y la francesa de Cubnezais en el marco de un proyecto cuyo coste total está estimado en los 1.750 millones de euros.

Isla energética

España sigue siendo una isla energética con un nivel de interconexiones que roza el 6%, y lejos por tanto del objetivo que se ha fijado la UE del 10% en el 2020 y del 15% para el 2030. La construcción de esta nueva interconexión ayudará precisamente a hacer frente al aislamiento energético de la península ibérica y a conectarla con el resto del mercado interior gracias a "soluciones tecnológicas innovadoras" en la configuración de la ruta a lo largo de la fosa de Capbreton y el tramo terrestre francés, que se encuentra totalmente bajo tierra.

Bruselas, con su comisario de energía, Miguel Arias Cañete a la cabeza, defiende que la plena interconexión del mercado es indispensable para aumentar la seguridad del suministro en Europa, poner fin a la dependencia de proveedores únicos y ofrecer a los consumidores más posibilidades de elección. "Disponer de infraestructuras energéticas adecuadas para la finalidad que se persigue resulta también esencial para que las energías renovables despeguen y podamos cumplir el Acuerdo de París".

"Proyectos de calado"

De los 17 proyectos que fondos comunitarios, 8 corresponden al sector de la electricidad y se beneficiarán de un total de 680 millones de euros y 9 al del gas que percibirán 193 millones. De los 17, cuatro se refieren a obras de construcción, con una ayuda europea de 723 millones, y 13 son estudios con una ayuda de 150 millones. "Se trata de proyectos de gran calado con beneficios transfronterizos importantes y gracias a su ejecución consolidamos la resiliencia energética de los Estados miembros de la UE", ha valorado también el vicepresidente Maros Sefcofic.

El Mecanismo Conectar Europea dispone de 5.000 millones de euros para el período 2014-2020. Para optar a este instrumento los proyectos deben de ser considerados de “interés común”. Además del proyecto franco-español, la UE también ayudará a desarrollar con 70 millones el SuedOstLink, uno de los mayores proyectos alemanes de infraestructuras energéticas con 580 kilómetros de cables de alta tensión subterráneo. El listado de proyectos incluye otra subvención de 27 millones a una nueva línea eléctrica interior en Rumanía, para mejorar sus interconexiones con Bulgaria y 101 millones para un proyecto de gas natural en Chipre.

España se acerca al objetivo de renovables

El objetivo de la Unión Europea es que en el año 2020 el 20% de la energía que se consume en el club proceda de las renovables. Una aspiración posible a tenor de la evolución registrada en los últimos años. Según las últimas cifras de Eurostat, actualmente este porcentaje se sitúa ya en el 17% y hay 11 Estados miembros que han superado el umbral y también los objetivos nacionales. Este es el caso de Suecia (53,8%), Finlandia (38,7%), Letonia (37,2%), Austria (33,5%) y Dinamarca (32,2%). En el caso de España el porcentaje de renovables era en 2016 del 17,3%, más de un punto por encima del dato registrado en 2015. A la cola de Europa en esta materia están Luxemburgo (5,4%), Malta y Holanda (6%).

0 Comentarios
cargando