Ir a contenido

política económica

Podemos registra en el Congreso la propuesta de impuesto a la banca

El marco legal permitiría recuperar el rescate financiero y mejorar el Estado del bienestar

La medida supondría del orden de 1.000 millones anuales para el erario

Pablo Iglesias. 

Pablo Iglesias. 

El grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú-En Marea ha registrado este viernes en el Congreso su anunciada proposición de ley sobre los impuestos a la banca, con la que aspiran a recuperar parte de las ayudas públicas entregadas a las entidades financieras rescatadas durante la crisis.

En declaraciones a los medios, el secretario general del Unidos Podemos, Pablo Iglesias, ha urgido a los bancos a que "se ajusten el cinturón" para que haya una recaudación que sirva para "asegurar que la personas en situación de dependencia pueden tener dignidad, y se mejoren las pensiones, la educación o la sanidad".

Ha recalcado que el impuesto no es finalista sino que su recaudación se destinaría a políticas sociales para "cumplir con la Constitución". "Cuando Celia villalobos dice que la gente se tiene que hacer un seguro de pensiones privado, lo que dice es que está en contra de la Constitución porque se lo puede hacer ella y su familia, pero la gente normal no puede", ha afirmado.

Iglesias ha dicho que el PSOE apoyará esta proposición y ha recordado que la iniciativa socialista de un recargo de 8 puntos porcentuales en el impuesto de sociedades a la banca para pagar las pensiones todavía no se ha traducido en proposición de ley.

"No queremos competir con el PSOE", ha recalcado.

Asimismo ha adelantado que el Gobierno querrá vetar este recargo aunque el portavoz de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, ha señalado que jurídicamente será difícil argumentarlo porque no supone una disminución de ingresos sino todo lo contrario.

El líder 'morado' ya avanzó el pasado sábado, durante su intervención ante el Consejo Ciudadano Estatal de su partido --el máximo órgano de dirección--, que registrarían esta medida a lo largo de esta semana.

El anuncio de la propuesta de nueva ley llega pocos días después de que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, pusiera sobre la mesa su intención de impulsar un impuesto finalista a la banca para costear las pensiones. Sin embargo, no concretó la fecha en que tenía previsto materializarla en una iniciativa legislativa.

La propuesta

Unidos Podemos propone subir a la banca el 10% el impuesto de sociedades que paga sobre sus beneficios con el fin de recaudar cerca de 5.800 millones de euros en cinco años. La iniciativa señala que sería un impuesto extraordinario, con una duración temporal de cinco años, pero prorrogable y que según las cifras de beneficios de la banca, el gravamen que comenzaría en el 2018, podría recaudar en torno a los 1.000 millones el primer año.

"La recaudación acumulada en los primeros 5 años de vigencia del impuesto alcanzaría el entorno de 5.800 millones en total", puntualiza la proposición. La iniciativa incide en que gracias a las ayudas a la banca, el sector ha vuelto a tener beneficios y señala que según la Agencia Tributaria (AEAT) sobre la recaudación del impuesto de sociedades, las entidades crediticias han recuperado una base imponible cercana a la que existía en 2009, antes de la crisis económica y financiera y que superó los 10.000 millones de euros en 2015.

De las palabras a los hechos

"Tenemos que seguir siendo una oposición de Gobierno y vamos a pasar de las palabras a los hechos", defendió Iglesias, quien destacó que mientras que Sánchez lleva sus medidas a "desayunos informativos" --fue en un foro de este tipo donde la anunció--, Podemos las registra en el Congreso, en forma de proposiciones de ley.

"Se ha hablado mucho de la necesidad de un impuesto a la banca. Nosotros pensamos que hay que pasar del desayuno informativo a la ley, y tenemos ya preparada y vamos a presentar la próxima semana una proposición de ley sobre impuestos a la banca", explicó entonces. Aunque Podemos celebró la medida anunciada por Sánchez, acto seguido aprovechó para recordar que la propuesta de grabar a la banca para recuperar el dinero de los rescates que recibieron algunas entidades financieras formó parte de los programas electorales con los que concurrió a las generales del 2015 y 2016.

Impuesto solidario y Tasa Tobin

En ellos, Podemos proponía crear el llamado "impuesto de solidaridad" a las entidades financieras privadas con carácter extraordinario con el fin de recuperar de forma progresiva las cantidades que el sector ha recibido directamente en forma de ayudas públicas.

También defendieron la necesidad de "legislar de la manera más ambiciosa posible el impuesto sobre transacciones financieras (ITF) para controlar, registrar y desincentivar las transacciones más especulativas", y cumplir así con el acuerdo alcanzado en el 2012 por once países de la Unión Europea para crear la conocida como Tasa Tobin.

Iniciativa 

Además, el grupo confederal, a través de En Comú, ya registró una proposición no de ley en el Congreso en la que demandaban la creación de un impuesto para gravar los beneficios y las remuneraciones de las entidades financieras, con el objetivo de recuperar las ayudas públicas otorgadas en los últimos años durante el rescate a la banca.

La iniciativa fue aprobada el pasado 7 de marzo en la Comisión de Economía, Industria y Competitivdad, tras pactar con el PSOE un texto transaccional, con el apoyo además de Esquerra Republicana y PDeCAT. El Partido Popular y Ciudadanos votaron en contra, mientras que PNV se abstuvo.